Jueves, 20 Julio, 2017

            

Las rebajas difuminadas de Granada

Aunque hoy arrancan las “oficiales”, muchos negocios granadinos llevan unas semanas compitiendo con las grandes franquicias

Viandantes por la calle Recogidas de Granada una mañana de compras | Autor: Jesús Martín
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

El comercio granadino, desde mediados de diciembre, está viviendo en un “sálvese quien pueda”. Este año las ventas de invierno han caído notablemente como consecuencia de las altas temperaturas que no invitaban a la compra de abrigos, calzado, ropa y otros complementos para el típico invierno fresco de la ciudad. Eso, sumado al tirón de las compras navideñas para el día de los Reyes Magos, ha propiciado que muchos negocios granadinos colgasen carteles de “rebajas” y “descuentos” en sus escaparates ya en diciembre.

Algo que tiene relación con la aprobación por parte del Gobierno de España del Real Decreto-Ley 20/2012 supuso la supresión de los periodos obligatorios en los que los comerciantes debían realizar las ventas en rebajas, quedando liberalizados los periodos en los que se podían hacer. Por eso, algunos comercios granadinos empezaron las rebajas en diciembre para impulsar las ventas en Navidad, para después continuar, o sumarse, a las que empiezan hoy, 7 de enero.

“Es una guerra de precios”, asegura a Granada Digital, Ángel Rodríguez, presidente de Centro Comercial Abierto de Granada. El concepto de rebajas se ha ido difuminando a lo largo del año, tras la liberalización de estos periodos en julio de 2012; por eso los negocios se adelantan, “ya que esta ley ha venido a favorecer a las grandes empresas y confunden al consumidor”, asegura Rodríguez.

“Noviembre se salvó con el Black Friday pero la primera quincena de diciembre no ha sido realmente buena, y las ventas en los primeros días de enero están siendo muy parecidas a las que se registraron en la campaña del año pasado (2014-2015), que no fuer especialmente buena”, informa Rodríguez, quien opina que el consumidor actual, azotado por la crisis, “es un consumidor que ha perdido el miedo a comprar, sí, pero que antes de hacerlo, mira mucho el artículo, calidad y precio”.

rebajas-enero-15-JesusMartin

Una pegatina de descuento en una tienda de la calle Recogidas | Jesús Martín

GASTO

Es el caso de Paqui Olivares, una granadina, a la que abordamos mientras observa un escaparate en la calle Mesones. “Hay muchos descuentos pero si buscas bien durante todo el año también puedes encontrar gangas y quizá de mejor calidad”, asegura esta mujer. Paqui no tiene un presupuesto cerrado para sus compras en estas fechas pero tampoco cree que vaya a comprar mucho, “quizá unas botas de piel que ya les tengo el ojo echado”, matiza. Javier, un joven granadino, sí se ha puesto tope al dinero que saldrá de su cartera. “Llevo yo mucho dinero gastado con todos los regalos y excesos de la Navidad, pero he guardado 100 euros para darme un capricho”, nos comenta.

Lorena y Alba son dos amigas de las rebajas. “Todos los años venimos pero es verdad que ya no hay días claves de rebajas porque ya hay descuentos por todos sitios”. Cada una cree que se va a gastar en torno a los 80 euros.
Y es que, según la Unión de Consumidores de Andalucía, (en una encuesta-sondeo efectuada a través de diversos medios (telefonía, Internet, redes sociales) en todas la provincias andaluzas, los granadinos gastaremos una media de 78 euros en estas rebajas de invierno.

Rebajas-(6-de-55)-(5)

Dos mujeres observan un escaparate de Granada | Jesús Martín

“Las rebajas no son como antes porque los grandes almacenes se adelantan”, comenta a Granada Digital, Inma Ortega, la encargada de una zapatería de la calle San Juan de Dios, un establecimiento que, como todos, espera poder sacar todo el stock que no ha vendido aún. “El zapato de caballero es lo que más vendemos en rebajas”, apostilla su compañera, Mirian Prieto.

Muy cerca de la zapatería, una encargada de una tienda de ropa, nos informa que llevan desde el 3 de enero con rebajas y descuentos, que durante este mes podrán llegar hasta el 70%. “Los primeros días, del 7 al 10, son los más fuertes, luego…”, comenta su encargada.

“Nosotros tenemos ya descuentos pero los “gordos” los haremos a partir del 7, que es cuando la gente tiene más percepción de rebajas”, comenta Armelita de Nena de Canela. “Yo creo que vamos a poder vender todos los artículos de invierno que aún no hemos vendido por esto del tiempo, así que creo que irán bien”, opina, por otro lado, Ana Martínez, propietaria de otra tienda de artículos y ropa.

David García nos atiende en Tejidos Buenos Aires. Su negocio tiene promociones durante todo el año pero subirán los descuentos en prendas de abrigo, sábanas de invierno, abrigos de cama…hasta finales de enero. “Hay que adelantarse e, incluso, tener ofertas durante todo el año para poder competir”, manifiesta David.

“Nosotros no hacemos rebajas. La ropa es de segunda mano y se va rebajando conforme pase el tiempo sin venderse en la tienda”, nos explica Irene, encargada de La Buhardilla Vintage, algo parecido a lo que le pasa a otro establecimiento cercano que vende ropa de segunda mano.

Rebajas-(7-de-8)

Una chica observa un escaparate con zapatos ya rebajados | Jesús Martín

RECOMENDACIONES

Menor precio no debe significar menos calidad. Algo que advierte Facua Granada, de cara a las rebajas “Los productos deben mantener la calidad y se tiene derecho a pagar con tarjeta si el establecimiento la acepta durante el año, a hacer devoluciones si el establecimiento las realiza normalmente, y mantener el surtido de artículos que sea habitual en la tienda”, aseguran desde esta asociación de consumidores que vela por los derechos de los consumidores. Además, Facua advierte que para que se consideren auténticamente como rebajas, el establecimiento debe tener al menos la mitad del surtido en rebajas.

Otras recomendaciones son: evitar compras excesivas e innecesarias; fijarse un presupuesto previo y tener claro que es lo que se necesita realmente comprar. También se deben conservar los tickets de compra de todos los productos que se adquieran por si precisamos hacer algún cambio o devolución. Y si se considera que se han vulnerado los derechos, siempre se debe solicitar la hoja de reclamaciones correspondiente para dejar constancia de la queja o reclamación.

Además, la asociación de consumidores quiere resaltar que en rebajas el etiquetado cobra especial importancia. En el etiquetado debe figurar siempre el precio anterior tachado y el precio actual o rebajado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *