Domingo, 26 Marzo, 2017

Las obras del Auditorio Manuel de Falla se prolongarán hasta junio de 2010



image_print

Las obras de rehabilitación del Auditorio Manuel de Falla de Granada se prolongarán hasta junio de 2010, por lo que la Orquesta Ciudad de Granada (OCG) no podrá tocar allí hasta la próxima temporada y deberá ofrecer lo que resta de su programación anual en otros espacios, como el Palacio de Congresos.

   El concejal de Cultura, Juan García Montero (PP), aseguró en declaraciones a Europa Press que “siente mucho” esta situación, si bien consideró que “merece la pena hacer un esfuerzo” para conseguir que la OCG tenga un espacio que se adecue a sus necesidades y éste “es el mejor momento para dejarlo todo listo”, añadió.

   El edil ya ha comunicado esta situación al gerente de la OCG para que se lo traslade a los músicos, así como al delegado de Cultura de la Junta en Granada, Pedro Benzal, que ha lamentado que la orquesta “lleve dos temporadas desterrada de la que es su casa” y ha mostrado su preocupación porque “aún no se sabe dónde va a tocar en enero”.

   No obstante, Montero recordó que se trata de una reforma de “gran envergadura” que incluye trabajos de impermeabilización, el arreglo de cubiertas, la sustitución integral de la climatización y la colocación de nuevas butacas. Todo ello, respetando el diseño inicial del arquitecto García de Paredes.

   De estas obras se han derivado otros proyectos menores como el cambio de disposición de las taquillas, que se harán más grandes y se ubicarán en el espacio que antes ocupa la Policía Local; así como la ampliación de los vestuarios, el arreglo de la entrada y la sustitución de las puertas de acceso al auditorio.

   El edil explicó que ya ha finalizado la primera fase de la obra, que consistía en la remodelación del Paseo de los Mártires y la impermeabilización de la zona más cercana al auditorio, ya que el agua de lluvia se filtraba al interior del recinto, que reposa en la parta baja de la colina.

   Por su parte, la reparación de las cubiertas del auditorio “está casi acabada y a falta de unos detalles”, mientras que el cambio del sistema de climatización está muy avanzado. Este proyecto obligó a quitar la totalidad de las butacas, que serán sustituidas por otras especialmente diseñadas para garantizar la buena acústica en la sala.

   “Es una reforma integral que el Ayuntamiento está haciendo en solitario y según se ha ido ejecutando han surgido nuevas necesidades y ahora es el momento adecuado para abordarlas”, relató el edil, quien aseguró que el Consistorio es el primer interesado en culminar el proyecto porque, entre otros asuntos, se ahorra dinero no teniendo que pagar la reserva del Palacio de Congresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *