Viernes, 18 Agosto, 2017

            

Las mujeres cobran de media 6.000 euros menos que los hombres, situándose la brecha salarial en el 25,7%, según CCOO-A

Apunta que Andalucía "supera la media española en contratación temporal, parcial, brecha salarial y paro femenino"

Un hombre y una mujer trabajando | Archivo GD
E.P


image_print

Las mujeres cobran de media 6.000 euros menos que los hombres al año en Andalucía, situándose la brecha salarial en el 25,7 por ciento, según denuncia el sindicato CCOO-A, cuyo secretario general, Francisco Carbonero, ha criticado que Andalucía “supera la media española en cifras de contratación temporal, contratación parcial, porcentaje de brecha salarial entre hombres y mujeres y desempleo femenino”.

El sindicato ha precisado que en 2016 “sólo uno de cada tres personas que han encontrado un empleo ha sido mujer y en su mayor parte han accedido al mercado laboral con contratos precarios”, lamentando que “la tasa de temporalidad se sitúa cerca del 35 por ciento y la parcialidad es casi del 30 por ciento”.

Francisco Carbonero, junto a la secretaria de Juventud y Mujer del sindicato, Elisabeth García, han presentado el informe que cada año realiza CCOO en el contexto del 8 de marzo, sobre la situación de la mujer en el mercado laboral andaluz, en un año de especial importancia por conmemorarse el 10 aniversario de la entrada en vigor de la Ley Orgánica para la Igualdad y de la Ley de Promoción de la Igualdad de Género en Andalucía.

Precisamente sobre la primera norma, los dirigentes han coincido al afirmar que la Ley supuso un hito “que no ha tenido la repercusión esperada debido a la visión machista y cortoplacista del empresariado, especialmente del andaluz, y al hachazo a las políticas de igualdad por parte de los gobiernos”.

Elisabeth García ha presentado un escenario en el que la mujer sigue estando en gran desventaja respecto al hombre en el ámbito laboral, con una brecha salarial del 25,7 por ciento y una media de 6.000 euros menos de salario en cómputo anual.

La central ha precisado que especialmente alta es la brecha salarial en los servicios sociales, “donde en 2015 se situaba en el 54,2 por ciento, mientras que en el lado opuesto se encuentran la construcción y actividades inmobiliarias, sectores donde la presencia de la mujer es solo del 13 por ciento”.

La diferencia disminuye cuando la formación de la mujer es mayor “pero aún así no desaparece y alcanza el 24,6 por ciento”. De hecho, a pesar de tener más formación que los hombres, las mujeres “siguen copando las ocupaciones más elementales, con un índice de feminización del 115,6 por ciento”.

Según ha explicado la dirigente sindical, ese contexto, auspiciado por la crisis y por una reforma laboral que “ha supuesto un auténtico varapalo para la igualdad” ha promovido que las mujeres hayan pasado de un salario medio de 18.389 euros en 2011 a 12.493, lo que se traduce en 890 euros mensuales”. Agrega que “en situación aún más grave se encuentran más de medio millón de trabajadoras que, como viene denunciando CCOO en los tres últimos años, han cobrado 324,3 euros al mes, 214 en el caso de las mujeres más jóvenes”.

NECESIDAD DE UN PLAN DE CHOQUE PARA EL EMPLEO

Carbonero y García han puesto sobre la mesa, una vez más, la necesidad de un plan de choque para el empleo en Andalucía que ponga el foco de atención en la reorientación del sistema productivo, mejorar la Ley de igualdad andaluza “porque no es de recibo, entre otras cuestiones, que los planes de igualdad no se cumplan y no se promuevan las medidas de igualdad en las pymes cuando estas conforman el 95 por ciento del tejido productivo de Andalucía”. Además pide que se aborde un pacto por la conciliación y la corresponsabilidad.

Según el informe de CCOO, “la conciliación sigue siendo exclusivamente de las mujeres”. “Lo demuestra el hecho de que los padres reciben solo el 1,4 por ciento de las prestaciones por paternidad y tenemos constancia de que ya hay empresas que ante el aumento de la baja por paternidad a cuatro semanas, están limitando ese derecho al trabajador”, constata García.

También en lo que respecta al cuidado de familiares y del hogar los datos apuntan en la misma dirección, ya que “las excedencias en hombres no llegan ni al diez por ciento en el primer caso y mientras hay 700.000 mujeres inactivas por dedicarse a las tareas de la casa, la cifra de hombres baja a los 72.000”.

Otro aspecto que le preocupa al sindicato es el de la falta de protección por desempleo que sufren las mujeres, ya que en Andalucía hay 580.000 desempleadas y casi la mitad lleva dos o más años en paro. “Si las políticas no cambian seguirán estándolo porque los datos demuestran que el poco empleo generado en los dos últimos años ha ido prácticamente en su totalidad a las mujeres que menos tiempo llevan desempleadas”, asevera.

Carbonero, que ha calificado la situación de “indignante y claramente discriminatoria” ha lamentado la incapacidad de los gobiernos para resolver el problema al tiempo que los ha acusado de “estar más en la propaganda que en las políticas efectivas”, y los ha instado a eliminar la parcialidad en las contrataciones que, según explica, “son una incitación a la utilización perversa de la reforma laboral para incrementar la economía sumergida”.

Especial llamamiento ha hecho el secretario general en este sentido a la Administración andaluza para que “actúen con más firmeza en lo que respecta a la Inspección de Trabajo y en las contrataciones que hacen a otras empresas”, de manera que sea “requisito indispensable que estas respeten la Ley y cumplan con los planes de igualdad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *