Martes, 17 enero, 2017

Las lesiones en la cabeza generan el triple de riesgo de muerte prematura

Los investigadores examinaron registros médicos suecos que se remontan 41 años con 218.300 sobrevivientes de TBI, 150 513 hermanos de los sobrevivientes de TBI y más de dos millones de casos de control emparejados por sexo y edad de la población general.

fotonoticia_20140116093109_260
E.P


image_print

Los sobrevivientes de lesiones cerebrales traumáticas (TBI, en sus siglas en inglés) tienen tres veces más probabilidades de morir prematuramente que la población general, según se ha descubierto en un estudio dirigido por la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y publicado en ‘JAMA Psychiatry’.

Una lesión cerebral traumática es un golpe a la cabeza que lleva a fractura de cráneo, hemorragia interna, pérdida de la conciencia durante más de una hora o una combinación de estos síntomas, mientras las conmociones cerebrales, llamadas a veces LCT leve, no presentan estos síntomas y se analizaron por separado en este estudio. La reciente lesión de esquí del expiloto de Fórmula 1 Michael Schumacher es un ejemplo de lesión cerebral traumática.

Los investigadores examinaron registros médicos suecos que se remontan 41 años con 218.300 sobrevivientes de TBI, 150 513 hermanos de los sobrevivientes de TBI y más de dos millones de casos de control emparejados por sexo y edad de la población general. El trabajo fue realizado por investigadores de la Universidad de Oxford y el Instituto Karolinska, en Estocolmo, Suecia.

“Hemos encontrado que las personas que sobreviven seis meses después de TBI siguen registrando tres veces más probabilidades de morir prematuramente que la población control y 2,6 veces más de morir que los hermanos no afectados”, resume el líder del estudio, Seena Fazel, investigador del Departamento de Psiquiatría de Oxford.

Los hallazgos muestran que los sobrevivientes de TBI que también tienen un historial de abuso de sustancias y trastornos psiquiátricos presentan mayor riesgo de muerte prematura (antes de los 56 años). Las principales causas de muerte prematura en los sobrevivientes de TBI son el suicidio y las lesiones mortales como accidentes automovilísticos y caídas.

Según Fazel, los supervivientes de TBI tienen más del doble de probabilidades de suicidarse que los hermanos no afectados, muchos de los cuales fueron diagnosticados con trastornos psiquiátricos después de su lesión cerebral traumática. “Los sobrevivientes de TBI deben ser vigilados cuidadosamente para detectar signos de depresión, abuso de sustancias y otros trastornos psiquiátricos, todas ellas condiciones que pueden tratarse”, afirma.

Las razones exactas del aumento de riesgo de muerte prematura se desconocen, pero pueden implicar daños en las partes del cerebro responsables de juicio, la toma de decisiones y la asunción de riesgos. Los sobrevivientes de TBI tienen tres veces más probabilidades de morir de heridas mortales que pueden ser consecuencia de alteraciones en el juicio o sus reacciones.

Incluso, las lesiones cerebrales relativamente menores o contusiones tuvieron un impacto significativo sobre la mortalidad temprana. Las personas con una conmoción cerebral eran dos veces más propensas a morir prematuramente que la población general, con el suicidio y las lesiones mortales como las principales causas de muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *