Martes, 21 Noviembre, 2017

            

Las lanzaderas Andalucía Emprende de Armilla y Albolote concluyen su misión con un 84% de inserciones

El delegado de Economía clausura las dos iniciativas que han ayudado a 44 desempleados granadinos a encontrar una salida

Clausura de las Lanzaderas Andalucía Emprende | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Granada, Juan José Martín Arcos, ha clausurado hoy las dos Lanzaderas Andalucía Emprende, una iniciativa desarrollada en los municipios de Armilla y de Albolote que han concluido su misión con un 84% de inserciones. Según ha recordado el delegado en el encuentro que ha mantenido en el Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial de Granada (ubicado en el PTS) con los participantes, esta iniciativa impulsada por la Junta de Andalucía ha apostado por novedosas técnicas formativas para que las personas desempleadas tengan un papel activo en su búsqueda de empleo “y los resultados no han podido ser mejores”.

Martín Arcos ha subrayado que el 84% de los participantes ha encontrado un empleo por cuenta ajena, “antes incluso de que acabara el programa, lo que demuestra que es un verdadero acierto la apuesta de la Junta por cambiar el enfoque de las medidas para favorecer la empleabilidad por otro donde las personas desempleadas son las protagonistas y su integración en un equipo de trabajo heterogéneo el formato”.

COMIDA VEGANA

Este programa aboga también por las iniciativas empresariales y la actualización de competencias profesionales y personales mediante la formación permanente. “De hecho, gracias a estas dos lanzaderas siete de sus participantes se han constituido como autónomos con proyectos tan interesantes como la venta online de comida vegana o el sector de las terapias naturales”.

Al mismo tiempo, el delegado ha felicitado a las personas que por otra parte han decidido tanto retomar sus estudios como optar por la preparación de unas oposiciones, “una opción para la que necesitaban el empuje definitivo”. Las dos lanzaderas, que recibieron cerca de 150 solicitudes, han adaptado su programación a las necesidades y demandas de los participantes, la mayoría de entre 18 y 35 años con estudios universitarios.

Durante los cinco meses que ha durado el programa, los integrantes han asistido a sesiones de coaching y talleres de inteligencia emocional, han participado en dinámicas de comunicación, nuevas técnicas de elaboración de currículos, talleres de entrenamiento para afrontar entrevistas personales y procesos de selección, elaboración de mapas de empleabilidad y desarrollo de procesos de intermediación laboral con empresas, emprendedores y responsables de recursos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *