Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Las labores en el puente de Los Vados se retomarán en enero para no interferir en el tráfico durante la Navidad

Los trabajos, que se encontraban al 55,5% de ejecución, se han reactivado este mes de diciembre con un periodo de ejecución de diez meses

Visita al nuevo puente en Huétor Tájar | Gabinete
Gabinete


image_print

El nuevo puente que construye la Consejería de Fomento y Vivienda en Huétor Tájar mejorará la accesibilidad del municipio a la A-92, tal y como ha explicado el consejero Felipe López en una visita a las obras, que suponen una inversión de 7,9 millones de euros.

López ha destacado que “la futura estructura mejorará la accesibilidad del municipio a la A-92G e incrementará las condiciones de seguridad vial de los usuarios”, para añadir que “con este nuevo acceso se acaba con los problemas de aislamiento e inundaciones que se producían históricamente en la zona con motivo de las lluvias intensas y la crecida del río”.

Los trabajos, que se encontraban al 55,5% de ejecución, se han reactivado este mes de diciembre con un periodo de ejecución de diez meses. La actuación implica la construcción de un nuevo puente sobre el río Genil en Huétor Tájar a unos 500 metros río abajo, lo que permitirá al municipio disponer de un nuevo acceso desde la A-92. Por tanto, la obra supondrá la mejora de la accesibilidad de la población de Huétor, que asciende a 10.000 habitantes, a una vía de alta capacidad, que la conecta con la capital y con las provincias de Sevilla y Almería. Sus habitantes podrán disponer de un nuevo acceso con mayores prestaciones para la conducción y con mejores condiciones de seguridad vial, cuya estructura garantizará además una respuesta adecuada frente a las crecidas del río con motivo de los temporales de lluvia.

Actualmente, el principal acceso a Huétor Tájar desde la A-92 se realiza a través de la carretera GR 4400 de Venta Nueva y para salvar el río Genil se utiliza un puente que presenta para los usuarios una gran dificultad de giro para los vehículos pesados. Esta infraestructura tiene además una estructura antigua con escasas dimensiones que evidencia sus limitaciones en épocas de fuertes precipitaciones, periodos en los que es necesario aplicar cortes de tráfico. El nuevo puente, de mayores dimensiones, tendrá siete vanos y un total de 260 metros de longitud frente a los 80 metros del actual. Además contará con acerados a ambos lados, destinados al tránsito peatonal y ciclista.

La actuación se desarrolla sobre 900 metros de longitud, de forma que el trazado sobre el que se actúa comienza en la antigua carretera Sevilla-Granada en Venta Nueva, en una intersección en forma de glorieta, y finaliza en la futura ronda de circunvalación de Huétor Tájar, con una segunda glorieta. El Ayuntamiento se ha comprometido a ejecutar los viales necesarios en la margen derecha del río para conectar el puente con el entramado urbano. Esta ronda de circunvalación conecta con el polígono industrial del municipio, por lo que esa mejora tendrá una incidencia directa en el tejido productivo radicado en dicho espacio empresarial. También comunica con la carretera GR 4402 a Montefrío, cuyos 5.720 habitantes se verán beneficiados indirectamente.

Plan MASCERCA
Esta obra se ejecuta en el marco del Plan MASCERCA (Plan de Mejora de la Accesibilidad, Seguridad Vial y Conservación en la red de carreteras de Andalucía), a través del cual la Consejería de Fomento y Vivienda ya ha finalizado desde 2014 el acondicionamiento de la A-402 desde Santa Cruz del Comercio a Alahama de Granada, incluida la variante de Santa Cruz, que ha supuesto una inversión global de 11,3 millones; y la adecuación de la A-323 desde Iznalloz a Guadahortuna, con un desembolso de 15,1 millones de euros.

El Plan MASCERCA tiene como principal objetivo mejorar la accesibilidad de los municipios y las comarcas a la red de gran capacidad de carreteras de la Junta de Andalucía, de manera que los ciudadanos estén más cerca de los principales centros de interés económico y social y de las áreas metropolitanas y los servicios públicos.
Posteriormente el consejero ha visitado las obras de emergencia que se están ejecutando para la estabilización del puente de Los Vados, en el punto kilométrico 5,350 de la A-92G, entre Santa Fe y Granada, cuyo presupuesto fue aprobado el pasado martes 13 por el Consejo de Gobierno al dotarse del Fondo de Contingencia del Presupuesto de la Junta para 2016.

López ha puesto de relieve la rapidez de los técnicos de carreteras para detectar la incidencia el pasado 21 de noviembre, cuando el tablero se elevó unos 20 centímetros debido a un problema en los anclajes de uno de los cuatro carriles que componen el puente. “La celeridad en la detección del problema ha permitido actuar con urgencia, aprobar un presupuesto de obra con fondos destinados precisamente a cuestiones sobrevenidas y comenzar los trabajos de forma inmediata”, ha destacado el consejero, quien ha garantizado que los trabajos concluirán a finales de enero.

Los trabajos incluyen la habilitación de nuevos anclajes; la reposición de las juntas transversales y longitudinales, y la adecuación del drenaje vertical de la estructura. La primera parte de los trabajos se han centrado en la instalación de los anclajes, de manera que desde el 23 de diciembre al 9 de enero, fecha en la que se prevé abrir la autovía por completo para evitar mayores retenciones durante la época de vacaciones navideñas, quedarían pendientes sólo los trabajos de adecuación de drenaje y de reparación de juntas.

La autovía A-92G es una de las principales arterias de entrada a Granada capital, con dos carriles de circulación por sentido, y con una intensidad media de 36.511 vehículos al día (4% de ellos pesados). El puente de Los Vados, que salva el río Genil, está formado por cuatro vigas y cada una de ellas sostiene un carril. Construido hace más de 30 años, dispone de tres vanos, con una longitud total de 100 metros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *