Domingo, 28 Mayo, 2017

"Las gripes y resfriados no se curan con antibióticos"

José Cabeza es el director del servicio de farmacología de este hospital, y además, participa en el Programa de Optimización del Uso de Antibióticos, donde diferentes especialistas médicos forman equipo para promover actividades específicas con las que informar a la población sobre este asunto



image_print

Determinar un correcto uso de los antibióticos es uno de los principales retos de los especialistas del área de Farmacia del Hospital Clínico San Cecilio del Complejo Hospitalario Universitario. José Cabeza es el director del servicio de farmacología de este hospital, y además, participa en el Programa de Optimización del Uso de Antibióticos, donde diferentes especialistas médicos forman equipo para promover actividades específicas con las que informar a la población sobre este asunto.

Durante muchas décadas, los antibióticos han curado infecciones potencialmente mortales. Pero en años recientes, el uso incorrecto de los mismos ha provocado la aparición y propagación de bacterias que son resistentes a estos compuestos. “Cuando se contrae una infección causada por bacterias resistentes, los antibióticos no constituyen un tratamiento eficaz, y la enfermedad puede tardar más tiempo en curarse e incluso hacerse más grave”, explica el doctor Cabeza.

El desarrollo de resistencia a los antibióticos es una amenaza grave para la salud pública, porque las bacterías resistentes pueden propagarse entre la población. Así, “el antibiótico solo sirve para infecciones por bacterias. Por ejemplo, el resfriado común o la gripe no se tratan con atibióticos, ya que aunque se tiene fiebre y sintomatología, la causa no es una bacteria, sino un virus”.

Con antibióticos se puede tratar lo que haya prescrito el médico, “evidentemente sin receta no se pueden vender estos medicamentos”, y se deben seguir estrictamente las condiciones que se establecen para su aplicación. “Hablamos de la pauta indicada. Es muy importante tratar la infección y no dejar residuos, que después puedan ser resistentes”, explica el especialistas, que además, comenta que las infecciones más frecuentes tratadas con antibióticos “son las respiratorias y urinarias”.

El mensaje que transmiten los responsables en este sentido es que “en casa no se deben automedicar con antibiótico“. En España, en general se utilizan muchos medicamentos, en comparación con el resto de países europeos. “Los países del sur consumen muchos más medicamentos que los del norte. Por ejemplo, en España, Francia, Italia y Grecia nos diferenciamos de Holanda, Suecia o Noruega, donde la ciudadanía es mucho más restrictiva en el uso de estos tratamientos, en general, y de antibióticos, en particular”.

Además, el doctor Cabeza, destaca la importancia de “mantener el ciclo completo en la toma de antibiótico”, recordando que “si no se completa el ciclo se puede dejar un foco de microorganismos en el cuerpo humano, quedando además las bacterias que han sido más resistentes“.

También hace un llamamiento en el caso de los más pequeños. Es muy frecuente que durante los tres primeros años de vida los niños sufran constantes episodios de fiebre, “eso no significa que deban tomar antibióticos constantemente para tratar estos procesos“. Y en el caso de administrarles tratamiento antibiótico, “siempre bajo prescripción médica”, debe hacerse con las dosis adecuadas, y en función de la patología. “Los antibióticos más utilizados son penicilinas y cefaroporinas”.

Es importante “que estos medicamentos se dirijan específicamente a la patología que tiene el paciente, y no sean de amplio espectro. Es en eso en lo que se está trabajando en la actualidad”, ha explicado José Cabeza.

RESFRIADO O GRIPE

Para tratar un resfriado o gripe es necesario cuidarse, y no tomar antibióticos. El paciente debe descansar para recuperarse, beber mucho líquido para no deshidratarse, y preguntar al médico si hay algún tratamiento no antibiótico para aliviar síntomas como la nariz taponada, el dolor de garganta o la tos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *