Martes, 28 Marzo, 2017

Las fuertes lluvias provocan un lunes trágico en Granada, con dos fallecidos y numerosas riadas

Un vecino de Albuñol y otro de Polopos perdieron la vida ayer como consecuencia de las fuertes riadas que sufrieron sus municipios.

Fotograma de un vídeo grabado por un vecino de Torvizcón | Foto: @DavidTorvizcon


image_print

Aunque prevista por la Agencia Estatal de Meterología, la fuerte tormenta que en la madrugada del lunes recaló en Granada ha dejado tras su paso dos muertos y numerosos daños tanto en municipios de la costa granadina como del interior. Municipios como Polopos o Albuñol, de donde eran sendos fallecidos, han sufrido daños provocados por la fuerza del agua, tal y como ayer recogía el servicio de Emergencias del 112, al que llegaban numerosas llamadas alertando de la crecida del caudal en ríos y torronteras. La tormenta, por la que la provincia estuvo buena parte del lunes en alerta amarilla, también se dejó sentir en el área metropolitana y en la capital, en donde los juzgados de guardia del edificio de la Caleta sufrieron una pequeña inundación.

DOS FALLECIDOS POR LAS RIADAS 

El primero de los fallecidos en ser encontrado fue un hombre de 61 años, que perdió la vida en el municipio de Polopos-La Mamola, cuando se encontraba en el interior de su coche. Al parecer, el hombre trató de refugiarse en su vehículo ante la fuerza de la tormenta, que lo sorprendió mientras se encontraba trabajando de guarda en una zona de recogida de plásticos de invernadores, en la Rambla del Trigo de Polopos.

Por otro lado, un segundo cadáver era hallado al filo de las 20:30 horas de la tarde del lunes. El cuerpo del fallecido, un varón de 50 años, fue encontrado en un barranco junto al paraje Pago de Luna, en el municipio de Albuñol. Los servicios de Emergencias informan que el cuerpo estaba semienterrado y que, posiblemente, el fallecido se vio sorprendido por las fuertes lluvias.

NUMEROSAS INCIDENCIAS EN TODA LA PROVINCIA

Las intensas precipitaciones de este pasado lunes han sido especialmente dañinas en municipios como Lújar, en donde el fuego arrasó cientos de hectáreas este pasado verano, provocando que la falta de contención natural de los árboles haya hecho impermeable el suelo, tal y como explicaba a la agencia Europa Press el alcalde del pueblo, Manuel Mariano. Según el primer edil,  la tromba de agua caída “en apenas 15 minutos” anegó las calles del municipio que “no llegarán nunca a inundarse porque están en pendiente y, de la parte alta del monte donde sólo queda roca, “han caído auténticos arroyos como hace más de 30 años que no se ven”.

Pero más graves fueron las consecuencias de las lluvias en el anejo de Los Carlos, donde el agua ha arrastrado hasta cinco vehículos y dos remolques que estaban situados en una rambla.

Por otro lado, la tormenta también afectó a municipios de la Alpujarra granadina como Torvizcón, Órgiva o Lanjarón, en donde ríos y ramblas llegaron a crecer considerablemente ante las importantes precipitaciones, provocando inundaciones, aunque en estos pueblos no se han reportado daños materiales de gravedad.

Y más cerca de la capital, en el cinturón metropolitano, se registraban ayer más de medio centenar de incidencias: desde inundaciones de garajes y viviendas bajas hasta conductores que tuvieron que ser rescatados de su vehículo en el barrio del Zaidín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *