Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Las esponjas jabonosas inventadas en Granada se exportan ya a más de veinte países

Surgió porque en los hospitales no contaban con un producto específico con el que realizar la higiene diaria a los pacientes encamados

Esponja con jabón | Jaljosa
E.P.


image_print

La empresa granadina Jalsosa, creadora de las esponjas jabonosas de un solo uso que han cambiado la forma de aseo en los hospitales españoles, continúa su expansión internacional tras acaparar el 70 por ciento de la demanda nacional, y ya exporta a más de una veintena de países.

Arabia Saudí, Irán, Argentina, México, Marruecos o Colombia son algunos de los territorios que se han interesado por adquirir estas esponjas para sus centros sanitarios y grandes superficies, lo que ya representa el 5 por ciento de la producción total, que este 2015 se ha cerrado con unas 260 millones de unidades, según ha detallado a Europa Press el director general de Jalsosa, José Cassinello.

La compañía surgió de la mano del padre de los actuales socios, José Antonio López Sánchez-Ocaña, enfermero de profesión, quien en 1985 se percató de que los hospitales no contaban con un producto específico con el que realizar la higiene diaria a los pacientes encamados.

Los centros con más limitaciones económicas lavaban a todos los enfermos con una esponja, lo cual resultaba poco higiénico, mientras que los hospitales con más recursos usaban una esponja para cada persona que luego desechaban.

El fundador de la compañía pensó que “una base de fibra que incorporara gel, de forma que sólo hubiera que humedecerla para usarla, sería práctico, económico e higiénico”, lo que le llevó a patentar la idea y producir de manera artesanal las primeras unidades en el mundo.

Lo que arrancó como una empresa familiar en un local de 60 metros cuadrados en Cogollos Vega (Granada) fue creciendo hasta lograr que hoy el cien por cien de los hospitales españoles utilicen este sistema de aseo, un mercado en el que Jalsosa atiende el 70 por ciento de la demanda, que se reparte entre centros sanitarios, residencias, farmacias y supermercados.

La compañía, que prevé cerrar el ejercicio con una facturación de 7,5 millones de euros, está realizando una “apuesta fuerte” por el I+D+i para desarrollar nuevos productos vinculados al mundo sanitario y cosmético y confía en lanzar algunos de ellos al mercado durante 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *