Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Las entrañas de las cervezas Alhambra abren al público | Galería

Las visitas tienen lugar hasta mañana, pero las plazas pronto se quedaron cortas

Tinas de cobre en las que se cuece la cerveza Alhambra | Fuente: Iker Baños
Iker Baños


image_print

La fábrica de cervezas Alhambra abre por primera vez las puertas de su centro de producción en Granada para acercar a los ciudadanos el proceso de elaboración de sus productos. Las “Jornadas de Puertas Abiertas” ha enseñado sus entrañas a grupos que reservaron plaza con anterioridad durante los días 30 de noviembre y 1 y 2 de diciembre. El cupo de visitas se quedó corto rápidamente.

La visita del centro de producción se divide en dos partes: una de ellas se centra en las tradicionales tinas de cobre en las que se elaboran las diferentes variedades de cervezas que se encuentran en el mercado (1925, Especial o Roja, ente otras).

En la segunda parte se puede observar la maquinaria destinada a etiquetado y envasado. El paraíso de todo cervecero es ver como se alinean en serie cientos y cientos de botellines que despiertan un tintineo muy particular. Se producen 60.000 botellas por hora.

Tras el paso por la sala de máquinas tocó una cata en la que la variedad 1925 y la Roja fueron las protagonistas junto a sus correspondientes aderezos; la sala que albergó esta parte fue especialmente acondicionada y rescatada para este tipo de eventos y contó con una guitarra acústica para dar más color al ambiente. En ella se puede apreciar una pequeña exposición donde se aprecian las diferentes botellas y etiquetas que la cerveza Alhambra ha conocido desde el año 1925.

Vista, olfato y gusto se dieron la mano para poner degustar mezclas de malta cebada, lúpulo y agua que dan como producto final la cerveza que se consumen se encuentran en cualquier punto de venta o desplazamiento. La visita sirve para conocer nuevos sentidos como reconocer que la cerveza puede tener un tono dorado ambarino y que la 1925 marida mejor con una tapa donde predomine el sabor escabechado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *