Domingo, 23 Julio, 2017

            

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales bajaron un 2,3% en Andalucía en 2015, hasta las 16.094

Andalucía fue la región que registró el mayor número de ejecuciones sobre viviendas, seguida de Cataluña (11.165) y Comunitat Valenciana (10.751)

Imagen de archivo de 'Stop desahucios Granada'
E.P.


image_print

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 2015 en Andalucía en 16.094, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supone un 2,3 por ciento menos que en 2014.

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas cayeron un 28,9 por ciento, hasta las 3.190; mientras que las realizadas sobre viviendas de segunda mano repuntaron un 7,7 por ciento.

Andalucía fue la región que registró el mayor número de ejecuciones sobre viviendas, seguida de Cataluña (11.165) y Comunitat Valenciana (10.751). Por su parte, La Rioja (272), País Vasco (300) y Comunidad Foral de Navarra (338) tuvieron los menores.

Además, Andalucía también fue la región con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el año 2015, con 28.126; seguida de Comunitat Valenciana (17.548) y Cataluña (16.548). Por su parte, La Rioja (539), Comunidad Foral de Navarra (566) y País Vasco (625) registraron el menor número.

Tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2014 sobre el total de fincas, en Andalucía, el 1,04 por ciento de las hipotecas constituidas iniciaron una ejecución hipotecaria en el año 2015, lo que supone uno de los valores más altos por detrás de Murcia (1,39 por ciento) y Comunitat Valenciana (1,09 por ciento).

Atendiendo a las ejecuciones hipotecarias de viviendas, el 0,66 por ciento de las hipotecas constituidas sobre viviendas en el periodo 2003-2014 iniciaron una ejecución hipotecaria en el año 2015. Región de Murcia (1,02 por ciento), Andalucía (0,93 por ciento) y Comunitat Valenciana (0,88 por ciento) registraron los valores más altos.

DATOS NACIONALES

En el conjunto del país, el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 30.334 en 2015, cifra un 13 por ciento inferior a la de 2014. De este modo, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales cambian de tendencia después de haberse incrementado un ocho por ciento en el ejercicio 2014.

Sólo en el cuarto trimestre de 2015 se registraron 6.898 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 15,7 por ciento más que en el trimestre anterior, pero un 23 por ciento menos que en el cuarto trimestre de 2014.

En 2015 se iniciaron 101.820 ejecuciones hipotecarias, un 15,5 por ciento menos que en 2014. De ellas, 96.760 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 5.060 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas disminuyeron un 15,8 por ciento en relación a 2014. Dentro de las fincas urbanas, 59.808 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 15,1 por ciento menos, y de ellas 38.943 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, un 13,3 por ciento menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *