Domingo, 19 Noviembre, 2017

            

Las dos caras de Machís

El extremo venezolano se ha erigido, tras su triplete ante el Lorca, como nuevo ídolo de la afición rojiblanca tras un comienzo irregular

Darwin Machís durante el encuentro ante el Lorca | Imagen: Granada CF
Chema Ruiz | @Chema_Ruiz22


image_print

Darwin Machís es de esos jugadores capaces de levantar al público de su asiento en cualquier acción. Para  bien o para mal. El pasado lunes, el extremo rojiblanco fue el mejor del partido y poco le faltó para salir a  hombros. Tras sus tres goles y el pase de gol a Joselu, Machís fue ovacionado por los aficionados nazaríes
a su salida del terreno de juego. Sin embargo, esta comunión con la grada no ha sido constante esta  temporada.

Machís es un futbolista eléctrico, con chispa. Vive del uno contra uno y la velocidad. Es de esos  jugadores que pueden resolver un encuentro o provocar un gol en contra, todo dependiendo del resultado  de una misma jugada. Y, como le pasa a la mayoría de estos jugadores, el estado de ánimo resulta crucial
en su actuación sobre el verde.

Son precisamente estas características las que le llevan a desesperar al aficionado, en ocasiones. Durante  las primeras jornadas, no era difícil escuchar en la grada pitos y voces que le señalaban como  individualista. Incluso Joselu, bromeando, le dedicó una foto en redes sociales en la que le comentaba que  “tendría que hablar seriamente con él porque no nos entendemos”.

Pese a ello, Machís ha ido entendiendo, poco a poco, su rol en el equipo, algo que se ha reflejado  progresivamente sobre el césped. Ya tras el partido frente al Córdoba, en el que anotó sus dos primeros  goles, Oltra había señalado que “hoy hemos visto al Darwin por el que el club hizo un esfuerzo para que
se quedara. El Darwin que todos queremos ver”. El proceso parece haberse cerrado con su triplete ante el  Lorca.

El venezolano suma ya varias actuaciones de calidad y parece en el camino de encontrar la continuidad  que se le reclama desde la grada y que tan importante puede llegar a ser para el equipo. Parece haber  dejado atrás ese ‘Mr. Hyde’ que llenaba la boca de los aficionados de las palabras individualista o chupón. Ya no lo quiere hacer todo él, sino que combina; sabe dosificarse para aprovechar su mayor arma, la  velocidad, y, sobre todo, cuando lo intenta, le sale. Además, suma cinco goles, los mismos que Pedro y  Joselu, lo que hace que muchas voces le vean ya como uno de los mejores jugadores de la categoría.

LOS DATOS LE AVALAN

Su peso en el equipo ha ido, por tanto, incrementándose, algo que no sólo puede apreciarse con su  rendimiento sobre el césped, sino que lo confirman las cifras. Machís no ha perdido ningún partido de  Segunda División en el que haya marcado -victorias ante el Córdoba y el Lorca, con el Granada, ante el  Llagostera, Valladolid, Albacete y Alcorcón, y empates frente al Valladolid, Córdoba y Leganés, con el  Huesca-. Además, con su ‘hat-trick’ rompe un año y medio de espera desde el último ‘trigoleador’  rojiblanco, que fue El-Arabi frente al Levante el 21 de abril de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *