Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Las claves de FACUA para elegir bien el gimansio

Con la llegada de los macro gimnasios y los establecimientos de grandes cadenas la forma de contratar estos servicios ha cambiado, por lo que el consumidor debe tener prudencia antes de contratarlos

Foto: archivo


image_print

Uno de los propósitos más habituales del final del verano, además de dejar de fumar o aprender un idioma, es apuntarse a un gimnasio para ponerse en forma y para quitarse de encima esos kilos de más que la época estival nos deja. Sin embargo para que la salud de nuestra cartera no se vea afectada conviene tener en cuenta algunas cuestiones antes de cerrar nuestra inscripción.

En los últimos años el panorama de los gimnasios de Granada ha cambiado mucho. A los gimnasios tradicionales e independientes se han sumado varios macro gimnasios, en algunos casos pertenecientes a grandes cadenas internacionales y con una oferta de servicios más variada. Sin embargo también ofrecen condiciones de contratación diferentes a las que eran habituales en la ciudad, por lo que los consumidores deben ser cautelosos para no incurrir posteriormente en gastos innecesarios o no previstos.

Lo primero que debes saber el usuario a la hora de contratar los servicios de un gimnasio es la actividad que quiere hacer y los servicios que precisa. En muchos casos no paga la misma tarifa quien solo quiere hacer musculación que quien quiere asistir a clases dirigidas o quien quiera disponer de otros servicios como sauna o spa. Por tanto el usuario debe consultar la tarifa de cada gimnasio para escoger finalmente la que mejor se adapte a sus necesidades.

Actualmente los gimnasios suelen ofrecer tarifas con precios atractivos y grandes ofertas a sus usuarios, aunque las mismas están sujetas a diversas condiciones. Es habitual, por ejemplo, que para acceder a estas tarifas el gimnasio exija firmar un compromiso de permanencia de un cierto número de meses, con una penalización por incumplimiento del mismo (como ocurre con la telefonía, por ejemplo). A este respecto David Avellaneda, responsable de comunicación de FACUA Granada comenta que “la existencia de una permanencia en un contrato está justificada siempre que exista algún tipo de beneficio comercial o contraprestación para el consumidor. Si por tener permanencia me hacen descuento en la cuota o no pago la matrícula si sería aceptable su existencia. Pero si no se produce ese beneficio la permanencia no puede presentarse”.

Por otro lado conviene saber que algunas de estas tarifas especiales no solo limitan las instalaciones a las que tenemos acceso, sino también el horario en el que el usuario puede acudir al centro. Por eso es importante no dejarse llevar por los grandes números de la publicidad y estudiar con detalle el contrato que firmamos con el centro, para tener completamente claro que es lo que contratamos y a que servicios tenemos derecho.

Otra cuestión clave a la hora de elegir gimnasio son las instalaciones. Tanto en variedad como en calidad de las mismas. Estas instalaciones deben cumplir las necesidades del usuario, en relación con la actividad que deseen realizar y cumplir con la legislación vigente en cuanto a cuestiones como la seguridad o la salubridad de los mismos. Algunos de estos gimnasios suelen ofrecer la posibilidad de realizar un día de visita o incluso de entreno para conocer las instalaciones. Si el centro ofrece tal posibilidad es recomendable que el usuario aproveche la oportunidad para verificar el buen estado de las maquinas, de las zonas comunes tales como vestuarios y zonas para clases dirigidas, y en general del buen funcionamiento del centro.

Finalmente, y como en todo establecimiento abierto al público, el usuario tiene derecho a solicitar las hojas de reclamaciones reglamentarias cuando considere que se han vulnerado sus derechos como consumidor. Como es habitual la asociación informa a los consumidores que pueden contactar con ellos para informarse sobre sus derechos a través de la web www.facua.org. o en el teléfono del consumidor 958 26 24 65

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *