Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Las altas temperaturas provocan superproducción de productos hortofrutícolas y una reducción de los precios

En la zona norte de la provincia de Granada, las altas temperaturas y la falta de lluvias también están afectado a la ganadería que "está viviendo una situación dramática"

Foto: E.P
E.P


image_print

Las altas temperaturas que se están viviendo este otoño en la costa de Granada, con temperaturas de hasta 25 grados y una humedad relativa del 94 por ciento, están provocando una superproducción de productos hortofrutícolas (pimiento, pepino y tomate) que ha conllevado, asimismo, a una reducción de los precios que “este año están cuatro veces por debajo de lo habitual para esta época”.

Así lo ha declarado a Europa Press el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) en Granada, Nicolás Chica, quien ha especificado que los cultivos de la costa, además de la bajada de los precios, están sufriendo el problema de las plagas a causa del calor que están llevando a los agricultores “a una auténtica ruina con un panorama desolador”.

Así, Chica ha explicado que la hiperproducción está llevando los precios hasta los 20 céntimos en el caso del pepino, 40 céntimos en el tomate o 50 céntimos el pimiento, “un valor devaluado, además, porque los frutos están picados por los bichos o con virus”, una situación que se viene repitiendo durante dos años y que está provocando una “merma impresionante”.

Las temperaturas se van a mantener, ha continuado Chica, y se espera que bajen a partir de la última semana de enero donde los precios podrán pasar, por ejemplo en el caso del pepino, de 25 céntimos a un euro.

“En un invernadero de media hectárea, el propietario gastó el año pasado 1.100 euros en productos para vencer las plagas mientras que este año ha gastado en el mismo terreno 3.300 euros y sin que haya logrado combatirlas”, ha comentado el secretario provincial de UPA quien ha anunciado que “más gasto y menos ingresos no pueden llevar más que a la ruina”.

Por su parte, el secretario provincial de COAG en Granada, Miguel Monferrer, ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que las altas temperaturas están afectando sobre todo a los invernaderos de la costa aunque, coincidiendo con Chica, ha asegurado que la zona norte donde no crece el pasto y no llueve también se ve afectada.

“El calor hace que el fruto crezca más rápido y las recogidas que deberían hacerse en un mes se hacen en tres o cuatro días”, ha comentado Monferrer, quien ha afirmado, asimismo, que el exceso de producto también lleva a que las empresas puedan pedirlo más barato” a pesar de tratarse de pepino holandés o todas las clases de tomate cherry, muy valoradas en Europa.

En la zona norte de la provincia de Granada, las altas temperaturas y la falta de lluvias también están afectado a la ganadería que “está viviendo una situación dramática” sin pasto para los animales, con el que hay “a precios muy altos” y con el precio del cereal en cifras que rondan los 40 céntimos.

“A día de hoy el cordero se paga a 72 euros, el mismo precio que hace 30 años”, ha continuado Nicolás Chica quien ha recordado que “el precio sube en Navidad y no hay que olvidar, que tras estas fechas, bajarán más aún”, ha concluido Nicolás Chica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *