Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Las aguas de baño de las playas andaluzas presentan unas adecuadas condiciones sanitarias

La Junta ha realizado análisis en 346 puntos de muestreo



image_print

Las aguas de baño de las playas andaluzas mantienen unas adecuadas condiciones sanitarias, según el informe que ha elaborado la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales sobre el estado del litoral correspondiente a la primera quincena de junio. Este estudio se basa en los análisis realizados en 346 puntos de muestreo por la Secretaría General de Calidad, Innovación y Salud Pública.

Andalucía es la comunidad autónoma que controla el mayor número de kilómetros de costa (581) y de playas (262) distribuidas estas últimas entre las provincias de Almería (76), Cádiz (54), Granada (29), Huelva (19) y Málaga (84). Asimismo, las aguas continentales suman otras 25 zonas de baño y 26 puntos de muestreo.

Las muestras de agua han sido analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente, como los microbiológicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de espumas persistentes y sólidos flotantes.

Las únicas incidencias de carácter leve por abundancia de algas se han producido en El Playazo de Rodalquilar, en Níjar (Almería); así como en las playas onubenses de El Espigón, en Huelva capital; Casita Azul, en Isla Cristina; La Antilla, en Lepe, y Enebrales-La Bota, en Punta Umbría.

Por su parte, las playas malagueñas de Fuengirola y El Faro (Marbella) han presentado ligera alteración de los parámetros microbiológicos, que se encontraban dentro de la normalidad en el momento de emitir este informe.
Asimismo, son también aptas para el disfrute las 7 zonas de baño interior (ríos, embalses, manantiales) que se encuentran actualmente en temporada de baño y que se distribuyen entre la provincias de Granada (6) y Almería (1).

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales recuerda que los ayuntamientos son los encargados de mantener las condiciones de limpieza y salubridad de las zonas de baño, de colocar carteles informativos con las características, infraestructuras y medidas de seguridad, de vigilar los posibles puntos de vertido cercano para evitar riesgos y adoptar las medidas de gestión que le requieran las administraciones sanitarias y ambiental.

Las continuas labores de vigilancia de la calidad de las aguas de baño permiten elaborar quincenalmente informes sobre el estado sanitario de las aguas de baño que la población puede consultar en la web de la Consejería (www.juntadeandalucia.es/salud/) hasta que finalice la temporada de baño, el 30 de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *