Martes, 12 Diciembre, 2017

            

Las 17 cosas que (quizá) no sabías de El Show de Truman

Una película que tiene muchos detalles que no te habías puesto a pensar y que te sorprenderán

Foto: Paramount


image_print

Hace 17 años, se estrenó en los cines El show de Truman. Una película que adelantó el fenómeno de la telerrealidad irrumpiría poco después con la llegada de Gran Hermano a la televisión y de la que repasamos varias curiosidades.

El show de Truman se convirtió en una de las grandes películas de 1998 y en uno de los trabajos más aplaudidos de su protagonista, Jim Carrey, que consiguió demostrar que era capaz de dar una gran actuación más allá de las típicas comedias que había protagonizado con anterioridad.

El show de Truman consiguió tres Globos de Oro (uno para Carrey y otro para Ed Harris gracias a sus actuaciones) y obtuvo tres nominaciones a los Oscar. Se alzó también con tres premios BAFTA.

Con motivo del 17 aniversario del estreno de El show de Truman, os dejamos con 17 datos que, quizá, no sabías sobre la película.

OTRO TÍTULO Y UN GUIÓN MÁS OSCURO

En mayo de 1991, Andrew Niccol (guionista de la película) presentó el proyecto con el nombre de The Malcolm Show, el cual tenía pensado también dirigir, en esta propuesta el protagonista tenía ataques de paranoia en las que creía que estaba siendo protagonista de un programa de televisión, iba a estar rodada en Manhattan y Gary Oldman hubiera sido el protagonista.

SIMILITUDES CON THE TWILIGHT ZONE

Varios críticos apuntaban que la película tenía claras influencias de un cortometraje de 1968 dirigido por Paul Bartel, The Secret Cinema, en el que mujer que trabaja como secretaria sospecha que está siendo filmada y que luego, amigos y conocidos suyos ven lo grabado en pases privados. Niccol negó tan influencia. También se ven como posible fuentes dos episodios de la serie fantástica The Twilight Zone: A World of Difference y Special Service.

JIM CARREY SE BAJÓ EL SUELDO

En la época, Jim Carrey cobraba 20 millones de dólares por película. Sin embargo, tan fascinado estaba de interpretar este papel dramático, que aceptó reducir su salario a 12 millones de dólares para que la película pudiera tener viabilidad.

INFLUENCIA DE LOS AÑOS 40

Para preparar a su personaje, la actriz Laura Linney (que interpreta a la esposa de Truman) se inspiró en los catálogos de ropa de Sears Roebuck de los años 40. Mientras que el director, para crear la apariencia del protagonista, se inspiró en el ilustrador de la revista Saturday Evening Post, Norman Rockwell.

LAURA LINNEY TAMBIÉN SE INSPIRÓ EN SU MADRE

Para darle mayor autenticidad a su personaje, la esposa de Jim Carrey es enfermera en la película, Linney se inspiró en su propia madre, puesto que había sido enfermera antes de jubilarse.

RODAJE EN SEASIDE, FLORIDA

El equipo de rodaje decidió que, por el clima y el paisaje, la comunidad de Seaside, en el Condado de Walton (Florida), sería el lugar ideal para recrear al ficticia comunidad de Seahaven, donde vive Truman.

ESPERANDO AL MENTIROSO COMPULSIVO

Los productores querían, a toda costa, tener a Jim Carrey como Truman Burbank. Es por esto, que decidieron esperar casi un año a que terminase el rodaje de su cinta anterior, Mentiroso compulsivo.

Durante ese tiempo, al director y al guionista (Weir y Niccol) tuvieron tiempo para reorganizar el guión y darle más importancia al personaje de Christof (Ed Harris). De acuerdo con ellos, Christof tenía 29 años cuando convenció a la Omni Cam Production para crear un documental que siguiese la vida de un niño durante un año, que más tarde se convertiría en El show de Truman.

UN DOCUMENTAL CON LOS EXTRAS DE LA PELÍCULA

Weir rodo demasiado material para la película. Entre el mismo había entrevistas de los actores que hacían de extras en la serie de Truman . Algunas de esas declaraciones llegaron a ser parte de la película, otras no. Con las que entrevistas que no pudieron estar en la cinta se hizo un documental de media hora que se lanzó por televisión.

ED HARRIS, SUSTITUTO DE ÚLTIMA HORA

Ahora sería imposible imaginar la película sin la actuación de Ed Harris pero él, realmente, no entró en el filme hasta mucho más tarde. Dennis Hopper era el actor que interpretaba inicialmente el papel de Christof. Sin embargo, el actor fue despedido por diferencias creativas dos meses después de acabar de rodar la película, en la fase de posproducción.

Ed Harris se convirtió en un sustituto improvisado. El actor se entrevistó con el director un jueves y el martes de la semana siguiente ya se encontraba rodando las escenas en las que aparecía Hopper. Este cambio de última hora le valió a Harris un Globo de Oro y una nominación al Oscar a Mejor Actor de Reparto.

ED HARRIS Y JIM CARREY NO SE CONOCIERON DURANTE EL RODAJE

Cuando Ed Harris entró en el proyecto, Jim Carrey ya había terminado de rodar todas sus escenas y se encontraba ya fuera de la producción.

PHILIP GLASS HACE UN CAMEO EN LA PELÍCULA

El prestigioso compositor es el encargado de la banda sonora y tiene una pequeña intervención tocando el piano mientras Truman duerme.

EL PÚBLICO, PARTE DE LA PELÍCULA

Weir pensó que, durante las proyecciones de la película, hubiera un momento en que se detuviera el visionado y mostrar durante unos segundos una grabación de la sala con los espectadores para volver inmediatamente a la película. Así se creara una sensación mayor de metarrealidad. No descartó del todo la idea puesto que la deja plasmada en uno de los planteamientos de Christof.

EL NOMBRE DE LA VERDAD

El que se llame Truman el protagonista ya indica que él será lo único verdadero del programa. Esto es porque en inglés Truman suena igual que las palabras “True Man” (hombre verdadero). Con lo cual, el nombre se convierte en un juego de palabras.

CHRISTOF, EL TODOPODEROSO

El director y creador del programa, Christof, tiene como nombre a una abreviación de Christopher, que significa “el que lleva a Cristo”. Esto significa que es “el creador” el que manipula y toma las decisiones del protagonista, comportándose como si fuera Dios.

TERMINO PSIQUIÁTRICO: DELIRIO DEL SHOW DE TRUMAN

Acuñado el 2008 por los hermanos Joel e Ian Gold, un psiquiatra y un neurofilósofo respectivamente, por la popularidad de la película. Este término se utiliza para explicar un tipo de transtorno o delirio donde el afectado cree ser partícipe de un gran evento como una obra teatral o un reality show.

SE BARAJÓ UNA POSIBLE SERIE

El 10 de abril de 2014 se anunció que se tenía en mente crear una serie de televisión basada en la película. Sin embargo, Paramount no ha vuelto a anunciar nada desde esa fecha.

¿PLATÓN COMO FUENTE ORIGINAL?

Varios analistas apuntan a que la teoría de la Alegoría de la Caverna de Platón influyó de forma significativa en la creación del guión de El show de Truman. Esto porque el protagonista ha vivido ciego de la realidad desde que tiene recuerdos y el hecho de salir del programa es una metáfora que recuerda esta teoría platónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *