Domingo, 26 Marzo, 2017

Lanjarón y Órgiva evalúan los daños ocasionados por los incendios ante la posibilidad de solicitar ayudas

La regidora está visitando este lunes a los vecinos cuyos cortijos estuvieron cerca de las llamas

Incendio Lanjarón | Foto: archivoGD
E.P.


image_print

Los ayuntamientos de Lanjarón y Órgiva, en la provincia de Granada, han comenzado este lunes a evaluar los daños ocasionados por los dos incendios forestales declarados el domingo, aún activos, ante la posibilidad de solicitar ayudas.

La alcaldesa de Órgiva, María Ángeles Blanco (PSOE), ha relatado a Europa Press que el primer incendio forestal, declarado en el barranco de la Chuca, en el término municipal de Lanjarón aunque más próximo a Órgiva, avanzó “a una gran velocidad” hacia un núcleo de viviendas y obligó a “tomar decisiones muy rápidas” para garantizar la seguridad de los vecinos.

Fueron desalojadas 300 personas de Las Barreras y otras 250 de Pago del Beneficio, ambas pedanías de Órgiva, donde no se han registrado daños en viviendas ni en instalaciones ganaderas, ya que todos los animales fueron “sacados a tiempo”.

La regidora está visitando este lunes a los vecinos cuyos cortijos estuvieron cerca de las llamas y una de estas familias le ha relatado que vivieron momentos de “pánico” al ver que todo a su alrededor estaba quemado y no podían salir de su residencia. De hecho, no se llegaron a ir, pero todos se encuentran bien, ya que las llamas no alcanzaron la casa.

Aún en la zona “se nota el calor”, relata Blanco, quien explica que, según las primeras estimaciones, la mayoría de los daños se localizan en monte público, con algunos daños agrícolas en olivares y almendros.

A falta de las mediciones oficiales “se habla de unas cien hectáreas quemadas”, la mayoría monte bajo, sin que tampoco hayan sido dañadas infraestructuras municipales a causa de las llamas.

Desde el Ayuntamiento de Órgiva se prevé visitar todas las zonas afectadas para entrevistarse con los vecinos y recabar  información de daños por si fuese necesario solicitar ayudas tanto para ellos como para la restauración del monte afectado.

En la misma tarea está inmerso el alcalde de Lanjarón, Eric Escobedo (PP), que este lunes está visitando junto a la Policía Local los lugares en los que “el fuego estuvo más cerca”.

En este término municipal se declaró en la tarde del domingo un segundo incendio que aún permanece activo y donde se han reforzado las labores de extinción ante la previsión de fuertes rachas de viento.

La mayor parte afectada está siendo monte bajo, aunque también se han contabilizado unos 70 castaños calcinados. Este lugar está salpicado por cortijos con infraestructuras agrícolas y ganaderas que “en principio no han resultado dañadas” por el fuego.

El regidor ha mostrado su preocupación por la existencia de dos focos diferentes y tan alejados, lo que le hace pensar en que el fuego puede “ser intencionado”, dado que las llamas no se declararon en ninguna zona agrícola ni se ha tenido conocimiento de que hubiera alguien quemando rastrojos.

Este segundo incendio no llegó a entrar en el Parque Nacional de Sierra Nevada, puesto que quedó estabilizado en la zona de la Acequia Mezquinera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *