Miércoles, 15 Agosto, 2018

            

Lanjarón reivindica el legado histórico y cultural de sus Molinos Harineros

La Mancomunidad destaca que La Alpujarra tiene un gran patrimonio material oculto que hay que restaurar y poner en valor

Foto: gabinete
Gabinete


image_print

El vicepresidente primero de la Mancomunidad de Municipios de La Alpujarra Granadina, Raúl Ruiz, ha presentado la exposición fotográfica Molinos Harineros: Patrimonio de Lanjarón, junto al director del proyecto y fotógrafo, José Antonio Ramos y los presidentes de las asociaciones de comerciantes y empresarios y la asociación cultural Poeta Juan Gutiérrez Padial, Ana María Rosillo y Fernando Rubio respectivamente.

La exposición se podrá visitar en el bar-restaurane Aquí me quedo, gestionado por Isabel y Sergio, que han sido fundamentales para la consecución de este proyecto, ya que están directamente ligados al molino que se puede contemplar a través de imágenes, un gráfico con las partes del molino y una reseña histórica. Una velada que estuvo amenizada por un “forastero” llamado Juan y su saxo tenor, así como la voz inconfundible de Victoriano.

El vicepresidente de la mancomunidad, Raúl Ruiz, ha reivindicado el legado histórico y cultural de los molinos harineros de Lanjarón, destacando que “La Alpujarra tiene un gran patrimonio material oculto que hay que restaurar y poner en valor”.

En este sentido, Ruiz ha manifestado que “a través de este proyecto se recupera el pasado, para reivindicar nuestro patrimonio en el presente y proyectarlo al futuro como recurso turístico, cultural y educativo para generar oportunidades y riqueza en el municipio”.

Por su parte, el director de la exposición, José Antonio Ramos, ha explicado el trabajo realizado, agradeciendo a Manuel Pino que permitiera recoger recursos de su molino y poder publicarlos, así como a muchos propietarios que han permitido captar parte de la historia de Lanjarón.

Ana María Rosillo y Fernando Rubio, presidentes de las asociaciones organizadoras, han recordado que esta es la tercera fase del proyecto Patrimonio de Lanjarón, que empezó con Pilares, después con puertas y ahora pone el foco en los molinos harineros. Un proyecto que pone en valor el patrimonio mueble más relevante del municipio, teniendo cabida elementos dispares, pero todos con un mismo denominador común de poner dinamizar el sector turístico, cultural y económico de la puerta de la Alpujarra.

MOLINOS HARINEROS: PATRIMONIO DE LANJARÓN

La reseña histórica es obra de Baltasar Estévez y Raúl Ruiz, y en pocas líneas, proporciona una idea de los molinos harineros a lo largo de la historia de Lanjarón:

“Los molinos harineros de agua representan una constante a lo largo de la historia de Lanjarón. Una industria fruto de la interacción del ser humano y la naturaleza, sabiendo aprovechar la fuerza inagotable que proporciona el agua que transcurre por nuestros ríos, acequias y brazales. Un avance para la agricultura y la alimentación que se ha ido adaptando a los nuevos tiempos, legándonos un patrimonio incalculable.

El molino harinero hidráulico, conocido como molino de pan, es una máquina para moler cereales compuesta por dos muelas o piedras de moler y los mecanismos necesarios para transmitir y regular el movimiento transmitido por la fuerza del agua. En Lanjarón, podemos constatar desde antiguo estos ingenios hidráulicos, consecuencia de una alimentación básica hasta mediados del siglo XX compuesta por cereales y legumbres (trigo, cebada, maíz, garbanzos…). Junto a cauces de agua se construyeron estas industrias, siendo según los investigadores, muy rudimentarias.

Algunas fuentes documentales como los Libros de Apeo y Repartimiento de Suertes nos confirman la existencia de estos molinos en Lanjarón. Se recoge una merced que el Rey Felipe III hizo a los concejos del Valle de Lecrín, tras numerosos litigios en el siglo XVI, en la que les perpetúa los molinos de pan y aceite para Propios por veinte años. En Lanjarón describe un molino de Pan, que tiene “necesidad de Dos piedras que costaran veinte ducados y puestas, vale vendido ochenta ducados, y como esté sesenta, y de renta cuatro ducados”. También dice que hay en otros sitios pero que no tienen valor.

Para mediados del siglo XVIII contamos con el Catastro de Ensenada (1752), que documenta dos molinos harineros, “el uno llamado el alto, perteneciente a Don Patricio de Samos, a quien le produce anualmente qarenta y ocho fanegas de pan terciado; el otro llamado el Vajo, propio de Don Francisco García, vecino de Lobres, quien percive por su arrendamiento, en cada año veinte y ocho fanegas del mismo pan.”

Ya en el siglo XIX, el Diccionario geográfico de Pascual Madoz (1847) nos habla de 7 molinos harineros y 12 hornos de pan cocer.

En el siglo XX, el legado histórico de nuestros abuelos ha sido testigo y transmisor de devenir de los molinos harineros de Lanjarón, entre los que se recuerdan el de la Fuente, la acequia Mezquerina o la acequia Acecarta, en la que hubo hasta tres. Molinos como el de Mamaela, de los Picheques, de tío Antonio Pino, de los Góngoras, de las Narcisas, de Diego Chinche, de Chifle, de las Molinillas, con nombres como de la Puente Baja o de Londres, llamado así por los hermanos Pereira porque apenas daba el sol. Durante este siglo se produciría el paso del agua a la electricidad como fuente de energía.

Molinos y molineros son ya parte de nuestra historia. Vestigios de un pasado no muy lejano que debe ser preservado, recuperado y puesto en valor. Gracias al proyecto Patrimonio de Lanjarón por detener su mirada en esta industria que ha formado parte de la vida de nuestro pueblo y de su paisaje, dando respuesta a nuestras necesidades más primarias.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Es una idea genial …me gusta y espero q se lleve a cabo.
    Soy hija de un molinero ,y soy de Lanjarón. Y me siento orgullosa.un saludo.

  2. Quisiera saber si tienes registrados los molinos harineros de Mairena, laroles, o dánde puedo encontrar su historia.
    Muchas gracias un saludo.