Sábado, 27 Mayo, 2017

Lagartija Nick, Arco, Juanito Makandé y más artistas completan el cartel de la 36 edición del Zaidín Rock

Del 8 al 10 de septiembre se celebrará el histórico Festival de Rock que este año cuenta con un presupuesto de 120.000 euros

Presentación del cartel del Zaidín Rock | Autor: Román Callejón
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

Un año más vuelve una de las citas musicales más importantes de Granada: el Festival Zaidín Rock. Del 8 al 10 de septiembre, coincidiendo con las fiestas del barrio del Zaidín, de nuevo se montará el escenario que da rienda suelta a tres noches de música en directo con una buena representación de bandas y artistas locales o destacadas del panorama musical, especialmente, las vinculadas con el rock.

La AA.VV del barrio ha vuelto a conseguir montar su cartel y ofrecer este festival gratuito que, con esta edición, ya cumple 36 años.

La noche del jueves será en un 90% granadina con grupos veteranos como Lagartija Nick así como la formación ROCk & Roll Star, formada por los líderes de tres grandes bandas: Manolo España de la Guardia, Javier Ojeda de Danza Invisible y Carlos Segarra de Rebeldes. Junto a ellos actuarán Doblas, así como el grupo de rock/metal alternativo Kronnen y Zutaten.

El viernes los estilos cambiarán un poco. Esta noche, el Zaidín contará con la presencia de Juanito Makandé, The Locos y con Arco, el que fuera compositor y cantante de la exitosa banda granadina El Puchero del Hortelano.  También participará una de las bandas ganadoras del concurso del Instituto Andaluz de la Juventud, Holögrama. El Jose, un conocido proyecto formado por músicos de gran trayectoria en otras bandas, nos contagiará de ritmos que van desde el son cubano al reggae.

El sábado será el turno de Ilegales, La Pulquería, Fausto Taranto y Chorrojumo. Y queda aún un artista por confirmar que pronto desvelarán los organizadores.

COLABORACIÓN DEL AYUNTAMIENTO

En el acto de presentación del cartel de este año han estado presentes representantes de las Instituciones que colaboran en este Festival, es decir, Ayuntamiento de Granada, Junta de Andalucía y Diputación, aunque, como todas han reconocido, el mayor esfuerzo viene de la mano de la Asociación de Vecinos, que cada año se las arregla para mantener viva la llama de este festival. El presupuesto de este año es de 120.000 euros.

Todas las Instituciones se han congratulado por la celebración, un año más, del Zaidín Rock y han agradecido el esfuerzo de la Asociación de Vecinos y de las bandas que se suman al carro año tras año.

Los grupos cobran por actuar, aunque no todo lo que quisieran o se merecen. Eso es algo que han reivindicado tanto la asociación como los músicos. De hecho, Jorge, artista del grupo Chorrojumo, ha tomado el turno de palabra para explicar que hay músicos que están trabajando en condiciones de “marginalidad salarial”, por lo que ha pedido que el Ayuntamiento de Granada se plantee para próximas ediciones contribuir a pagar el montante del caché de los artistas, dado que la asociación de vecinos tiene menos capacidad para hacerlo. Francisco Cuenca, el alcalde de Granada, ha manifestado que hay voluntad de hacerlo.

HOSPITAL PTS

A preguntas de los periodistas de si el Festival puede suponer una molestia para el Hospital del PTS que en septiembre ya estará funcionando y se encuentra al lado del recinto, Francisco Cuenca no ha querido entrar en detalles y ha eludido el tema argumentando que “actualmente no les consta ningún tipo de problema con eso”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Apunto que lo que se propuso NO es que el Ayto. se haga cargo del caché de todas las bandas (lo cual se entiende de la redacción de la noticia). Sino solamente, del caché de las bandas las cuales no son pagadas por la iniciativa privada que organiza y costea el Festival.
    A más valor del argumento éstas bandas son simepre locales.
    A día de hoy la asociación de vecinos del Zaidín trata de hacerse cargo de éstas bandas pero a pesar de sus esfuerzon bienintencionados, al ser una asociación vecinal, sin ánimo de lucro y con un presupuesto muy limitado no alcanza a cubrir esos gastos lo que provoca la mencionada marginalidad salarial de éstas bandas, muchas veces por debajo de SMI y por eso se solicita la intervención del Ayto.