Miércoles, 26 Julio, 2017

            

La Zona Norte de Granada quiere ayuda no que se les “criminalice”

Vecinos de estos barrios buscan el compromiso de las Administraciones para solucionar el paro, el absentismo escolar y el “hambre"

Una imagen de la barriada de La Paz de la Zona Norte de Granada extraída del blog eljardindelalbaydero.blogspot.com| Autor: José Anonio Fernández
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

La Zona Norte de Granada está molesta. A pesar de que en el día de ayer la compañía Endesa llevara a cabo en este distrito de la ciudad, con la protección de la Policía Nacional, la desconexión de una treintena de acometidas eléctricas fraudulentas para evitar los cortes de luz de estos vecinos, algunos de ellos han querido recalcar que esto no es un problema de ahora, y que no hay que echarle únicamente las culpas a los cultivos ilegales de marihuana, sino al abandono, que dicen estos vecinos, que las Administraciones locales tienen con estos barrios.

Muchos de estos vecinos están agrupados en la Plataforma Ciudadana Zona Norte y ayer no dudaron en plantarse en la oficina de Endesa de Granada para pedir explicaciones. Por un lado, por “todo lo que se está diciendo del barrio” y, por otro lado “para que Endesa aclare quién paga y quién no paga la luz”, explicaba un tanto alterada la presidenta de esta plataforma, Isabel Salinas.

La Zona Norte lleva unas semanas bajo el foco mediático por los continuos cortes de luz que sufren estas personas en sus hogares. Endesa vio el problema rápido y no tardó en señalar que son consecuencia de los enganches ilegales para el cultivo de marihuana en determinadas viviendas. El ayuntamiento de Granada lo corroboró y el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, pidió colaboración ciudadana para denunciar estos casos de plantaciones ilegales. Ante esto, estos vecinos advertían que ellos no iban a actuar como “policías de otros vecinos”, porque no les corresponde y porque significa exponer su seguridad.

“El Alcalde dijo el otro día que comprendía que tuviésemos miedo, y habrá quien no tenga miedo y lo maten con un tiro, pero los demás podemos tener miedo… ¿Cómo nos vamos a enfrentar a estos vecinos? Las autoridades tienen en sus manos todos los aparatos para hacer redadas, para controlar desde la Administración quiénes pagan y quiénes no ¿Por qué vamos a tener que meternos nosotros en ese jaleo?”, explicaba a Granada Digital, José, un vecino del barrio, un hombre mayor que parece conocer a la perfección lo que ocurre en el barrio.

Esta plataforma vecinal quiso también desmentir una información que ha estado visible en algunos medios de comunicación locales y que “criminaliza al barrio cuando no es verdad”, explicaba Isabel. “Se está diciendo que el 90% de las viviendas de estos barrios no pagan la luz. Eso es una mentira como un templo porque la mayoría de los que vivimos en este barrio somos personas honradas y, de hecho, hay muchas personas que no tienen trabajo y se esfuerzan por pagar cada uno de los recibos. Ya está bien de tanta mentira que lo único que hace es perjudicar más a esta barrio”, explicaba Isabel argumentando que sólo se habla de droga y que “los políticos se olvidan de decir que un 70% de los habitantes de estos barrios están en paro, que son personas que necesitan ayuda y no hacen nada por ellos”, añadía.

“NOS MARGINAN”

Se sienten abandonados. El problema de los cortes de luz es otro de los síntomas de un barrio “marginado, al que no le hacen caso, y parece que les interesa tenerlo así para que sea la zona de Granada donde se consienta todo”, explicaba otra vecina que prefiere mantener el anonimato. “La mayoría de los que vivimos aquí somos personas totalmente integradas aunque tengamos hambre, paro y estemos padeciendo mucho”.

Estos vecinos echan en falta un plan integral que se prometió a estos barrios pero que, sin embargo, “se quedó en una foto con los cuatro políticos de turno y el proyecto se ha quedado guardado en un cajón que nadie ha vuelto a abrir”, comentaba Isabel. “La raíz del problema que sufre esta zona desde hace más de treinta años es estructural y está también relacionado con el paro, la infravivienda, el absentismo escolar y el hambre”.

ESTUFA DE BUTANO

Conchi es una de las vecinas que continuamente en casa sufre esos cortes de luz. “La cortan cada dos por tres y podemos estar sin luz hasta 7 y 8 horas. Mi hijo ha tenido que venir varias veces a traerme una estufa de butano para que pueda tener los pies calientes”, nos comenta esta mujer de avanzada edad con impotencia en los ojos.

“Mi marido se va a las 5 de la madrugada a recoger chatarra para volver con cinco euros a casa para cinco personas que estamos en casa”, relataba a Granada Digital, Virginia, otras de las vecina que quería dejar constancia de que la vida en este barrio no es para muchos fácil pero que intentan “sacar las castañas del fuego como pueden” para hacer frente a sus obligaciones como ciudadanos aunque “tengan el barrio marginado”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. desde que ay interiores tbien ay menos delincuencia eso tampoco cuenta , porque en vez de cortarlo a la gente la salida para que se busquen la vida lo hacen legal de una vez y se ponen a cobrar impuestos , seguro que empezarían a cambiar las situaciones pero a cosa es buscar conflictos

  2. lo veo logico que arranque de cuajo los cables endesa que este barrio yo e sido vecino y tienen demasiada cara que busquen trabajo como todos los ciudadno de apie ayi no se paga ni luz ni agua y sin en bargo buenos coches bmw mercedes,audis ya esta bien de vivir del cuento yo les quitaba los suministros electrico a todos y el que intetara enganchar mandarlo para albolote que alli no les faltara luz ni agua hay familias que vivimos con menos de 400 e y pagamos luz y agua asin que lo veo justo y toda granada deviamos de denunciar a esta gente qe se le corte el royo ya de una vez y requisarle los buenos coches y que declaren de que procedencia bienen si es de trabajo o es como el 100% del cuento animo policia y endesa dejarlos sin gota de agua y que no puedan poner ni una bombilla ok

  3. Pasar por ese barrio es jugartela a que te roben o algo peor. Lo siento por la gente que vive allí y es honrada pero aquello es un hervidero de estiercol humano y se merecen estar marginados y apartados. Los niños son unos maleducados, el barrio es peligroso, está todo destrozado porque nadie cuida nada, no trabajan, se dedican a vender drogas y a robar… basta ya de hacerse las victimas.