Viernes, 20 Octubre, 2017

            

La VIII edición del Imagina Funk se cierra con record de asistencia y buena música

Más de 3.000 personas pasaron por la Plaza de Toros de Torres para disfrutar de sonidos funk, soul y groove

Greenwahles en plena actuación | Foto: Juan VI


image_print

Noche del 10 de julio del 2015, alrededor de las 22:30,se daba el pistoletazo de la VIII edición del Imágina Funk.

Previamente, y como novedad, en el parque de Torres comenzó sobre las 13 h. las actividades paralelas del festival: concursos de dj´s, actuaciones de grupos musicales, eventos de gran calibre para darle a Imágina Funk otro matiz y color más allá de la noche.

Subido el telón nocturno, apareció como maestro de ceremonias y presentador del festival, Frank T, que con su carisma y gran manejo de la palabra presentó la primera y las venideras actuaciones del festival.

Los ganadores del concurso nacional de bandas de música negra de 2014 fueron los primeros en subirse al escenario.

Greenwhales, una apuesta original y seductora. Ritmos electrónicos a cargo de Alvaro, el dj del grupo, secuencias y sampler a sus mandos, daban señal a sus compañeros de grupo a fusionarse con varios elementos  entre sus creaciones. Sonido funk, psicodelia y electrónica, combinación certera, que conllevó a que los asistentes fuesen llegando a llenar la plaza de toros de Torres, con música de baile y mucho ritmo.

fred-wesley02

Fred Wesley

Los engranajes estaban bien engrasados para pasar a lo que sería una de las mayores apuestas de esta edición, una leyenda viva de la música negra, Fred Wesley, trombonista y director de la banda de James Brown. Vino con The New JB´S, banda que es una celebración viva de las raíces del funk, originaria de James Brown.

En el escenario estaban todos los ingredientes preparados para dar una gran muestra de lo que es la esencia de la música funk. Y así fue como a ritmo de trompeta, trombón, teclados, guitarra, saxofón, batería y bajo, dieron al público todo lo que necesitaban para bailar, y como no, a sonreír. Si hay algo que destaca en este estilo musical es la alegre mueca que se forja en la cara de los entusiasmados de este peculiar sonido.

Conforme se iba consumiendo la actuación, se elevaba la comunión entre el público y la banda. Fred iba a ser el precursor de esta experiencia espiritual.

La banda consiguió que los asistentes cantaran una y otra vez los estribillos de sus canciones. Como ejemplo “Bop to the Boogie”, que consiguió un orgasmo musical entre público y escenario digno de las noches memorables.

Tras esta gran actuación, poco se esperaba podría venir a sorprender al personal. Pues vinieron a aparecer Pimps of Joytime, grupo venido del barrio de Brooklyn (Nueva York).

pimps-of-joy-time

Pimps of Joytime

Este grupo fue una de las revelaciones del festival. Una puesta en escena muy variopinta, en la que había instrumentos originarios de Africa entremezclados con instrumentos mas típicos de lo que viene a ser originaria una banda de funk y sintetizadores.

Cuando aquella imagen se transformó en música, se canalizó en una explosión de sonidos tan dispares como necesitados.

Ritmos vertiginosos, grandes voces Soul, tanto masculina como femenina, mucho funk, electrónica, percusiones Afrobeat, y sonidos de guitarra sureña que me hicieron recordar a los también norteamericanos The Black Keys, entre algunos de sus pasajes musicales.

El público vibró de lo lindo con esta original temática.

Acabada esta jornada de conciertos, la noche dio paso a lo que suelen ser las míticas sesiones de djs posteriores a los conciertos. Roberto Tempo fue el encargado de llenar de música de baile funk y otro elementos electrónicos lo que restaría de noche.

La segunda jornada del festival comenzaba sobre las las 13 h. del mediodía. Jornada en la que los asiduos al festival comentaban que uno de los puntos fuertes del festival eran las actividades que se hacían en el camping, en especial la jam session, que acoge a músicos citados por el festival y a miembros entre los asistentes que desean subirse a compartir sus dotes musicales. El camping está situado cerca del recinto de conciertos, aunque lejos, para ir a pie, del parque del pueblo de Torres .

Por la noche, esta vez el reloj se adelantó respecto al día anterior. Comenzaban las actuaciones esperando a las cuatro bandas que compartirían esa noche escenario.

noumoucounda-cissoko

Noumoucounda Cissoko

noumoucounda-cissoko-02

Noumoucounda Cissoko

 

Los encargados de abrir la jornada serían  Noumoucounda Cissoko. Gran recital el que dieron los de Senegal que fueron recibiendo a los asistentes a ritmo de Afrobeat. Con una gran sección rítmica, acompañada de una hora, instrumento que en sonido recuerda al arpa y que en algunas notas suena a la guitarra flamenca.

Los africanos lo dieron todo en el escenario y el agradecido público de Imágina Funk pidió varios bis que la organización del festival aceptó con gran actitud, alargando la actuación en media hora.

Empezaba la noche cargada de energía y el tendido de la plaza de toros estaba preparado para darlo todo. Los siguientes en aparecer en escena fueron los británicos Nick Pride & The Pimptones. Mucho funk y groove en forma instrumental destilaron al comienzo de la actuación, dando paso a la parte Soul de la banda, con la colaboración de Beth Macari. Destacable la elegancia y la pasión con la que hicieron sonar sus instrumentos y la voz de esta musa, sobre todo la sección de viento. Se lo pasaron de escándalo en el escenario, que se tradujo en mucho baile y sonrisas entre los asistentes.

Una actuación de gran nivel de los europeos, que dio paso a otra de las sensaciones del festival, Myles Sanko. Conocido como el lovechild soul (niño amado del soul), este joven creció en Africa y desde la adolescencia esta afincado en Inglaterra.

En el escenario demostró lo que se viene hablando de él en la crítica musical europea: un soulman, que derrochó sensibilidad, potencia y simpatía a partes iguales, unido a una gran voz y ternura en sus letras que consiguió centrar la atención total de todo el que andaba por el recinto. Consiguió junto a su banda meterse al público en el bolsillo desde el principio a fin, desde la tranquilidad a la explosividad de su show.

Ya como guinda al pastel, y cerrando la jornada, y las actuaciones de la VIII edición, los gaditanos The Agapornis. Una banda venida a mas, y es que este grupo de amigos se unieron allá por el 2009 para hacer versiones de funk y soul y han ido evolucionando desde su inicios. Recordemos que en el 2011 fueron finalistas del concurso de bandas de Imágina Funk y por méritos propios han conseguido subirse al escenario del festival. Es el orgullo del funk en Andalucía.

En el escenario dieron una sesión magistral de lo que es conexión entre sus miembros a través del funk y el Soul, con una genial Desi que acompañaba con su gran voz las notas y ritmos de sus compañeros. Para el público fue una grata sorpresa, y lo pagó con mucho baile y pidiendo que no bajaran  del escenario acabado el setlist.  Y como no, ellos encantados. Nadie quería acabase la actuación.

Tras acabarse las actuaciones comenzó la sesión electrónica de djs, a cargo de Guasa Groove, dejando liberadas todas las emociones que se habían juntado en el festival.

Y es que esta edición ha sido la mejor de todas, según la propia percepción entre el público y organización.

Muchas vivencias, muchas personas venidas de toda España, e incluso de Europa y es que por algo es el festival mas grande de esta temática en el sur de Europa.

Este festival sigue creciendo y seguro ya se está trabajando para la siguiente edición. Sólo falta esperar a 2016.

Let´s funk!! Imágina Funk!!

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Gracias por el aporte,sergio!
    Cuando se habla del instrumento “hora”,se refiere a la “kora”,disculpen la errata