Martes, 16 de Octubre de 2018

            

La vida después de un ictus

En Granada se dan 1.800 casos al año | El Virgen de las Nieves cuenta con un equipo multidisciplinar que ha atendido a 268 pacientes a través de la técnica de trombectomía

Emilia Benavides sufrió un ictus del que no tiene secuelas | Foto: J.L.M.
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

Emilia Benavides se encontraba tumbada en el sofá de su casa viendo la televisión tranquilamente, como un día cualquiera. Intentó levantarse de su asiento, cuando el cuerpo no le respondió. Esta granadina no entendía qué le pasaba. Su marido, presente en casa, intentó ayudarla, pero Emilia no era capaz de contarle a su compañero qué ocurría. Los servicios sanitarios la atendieron, examinaron y rápidamente se la llevaron al hospital. Estaba sufriendo un ictus.

“Yo era consciente de dónde estaba, pero mi cuerpo no respondía, no podía hablar. Recuerdo que me sorprendió la cantidad de gente que tenía a mi alrededor preguntándome cosas cuando me bajaron de la ambulancia”, comenta Emilia. Y es que, sin ella saberlo, ya se había puesto en marcha el ‘Código ictus’, un protocolo que es una cadena de trabajo en el que intervienen varios profesionales de distintas disciplinas.

“Lo siguiente que recuerdo es entrar a un quirófano y despertar en la UCI. Ahí ya empecé a hablar”, comenta Emilia mientras ríe, ya que mira al pasado y se alegra de que no le han quedado secuelas después de sufrir el ictus.

Emilia rodeada de algunos miembros del equipo multidisciplinar del Virgen de las Nieves | Foto: J.L.M.

En Granada, el Hospital de Neurotraumatología y Rehabilitación cuenta con una unidad de referencia para el tratamiento del infarto cerebral. El complejo tiene un espacio que dispone de cinco camas que permiten prestar atención dirigida y protocolizada a pacientes que presenten ictus agudo entre las primeras 24 y 72 horas. Además, nos encontramos en el único centro en el que se hace la técnica trombectomía, que consiste en extraer el trombo a través de un catéter dirigido a la circulación cerebral.

Emilia Benavides, rodeada de todo el equipo multidisciplinar del hospital, no se ha emocionado al contar sus peores momentos tras sufrir el ictus. Tampoco lo ha hecho al recordar que no le quedan secuelas debido a lo que ocurrió. Pero, sí se han apoderado de ella los sentimientos cuando ha querido agradecer a los profesionales de la sanidad lo que han hecho por ella. “En Granada tenemos mucha suerte de contar con este equipo médico, tenemos que estar orgullosos”, subraya Benavides.

Porque el Hospital Virgen de las Nieves ha atendido a 1.500 pacientes en su unidad integral para la atención del ictus. Un referente en la técnica de trombectomía, de la cual se han beneficiado 268 personas desde que se puso en marcha hace ya un año y medio.

Benavides sonríe tras contar su experiencia | Foto: J.L.M.

Cómo reconocer un ictus

El ictus es un problema circulatorio cerebral que se presenta de forma súbita. La mayoría de ellos se deben a la interrupción de la llegada de sangre a una zona del cerebro por la oclusión de una arteria, con el consiguiente infarto cerebral (ictus isquémico, 80% de los casos).

En la provincia de Granada se dan 1.800 casos al año, por lo que es importante saber los síntomas de su llegada para actuar de una forma rápida. Desviación brusca de la boca, pérdida de fuerza o de sensibilidad en extremidades, dificultad al hablar o al entender son algunos de los indicios que nos pueden hacer pensar que estamos sufriendo un ictus.

En cualquier caso, los profesionales de la sanidad subrayan que ante cualquier síntoma o sospecha de poder estar sufriendo un ictus, lo primero que hay que hacer es llamar al 061 para que se ponga en marcha el ‘Código ictus’, una forma de actuar que a Emilia le salvó la vida y le permitió seguir disfrutando de ella con total normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.