Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

La Universidad de Granada cierra las cuentas de 2016 con un superávit de 16,6 millones de euros

El control del gasto y el equilibrio presupuestario han mejorado en comparación con el año pasado

Universidad de Granada | Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Universidad de Granada ha cerrado las cuentas de 2016 con un superávit de 16,65 millones de euros, en el marco de un ejercicio marcado por la “total desaparición de las tensiones de tesorería”, fruto de una “importante minoración” de la deuda de la Junta de Andalucía hasta niveles que ya no son significativos en las cuentas de la institución docente.

Así se ha expuesto en la sesión del Consejo de Gobierno de la UGR de este martes, en la que se ha informado favorablemente por unanimidad a las cuentas anuales de 2016 para su posterior elevación al Consejo Social.

La gerente de la UGR, María del Mar Holgado, ha explicado durante la sesión que la Universidad de Granada mantiene una situación económico financiera “equilibrada, saneada y sostenible” a través de las políticas de austeridad y eficiencia aplicadas en el gasto de toda la comunidad universitaria.

El resultado presupuestario ajustado de 2016 refleja un superávit de 16,65 millones de euros, con un presupuesto de gastos liquidados de 375,76 millones de euros, un remanente de tesorería (de libre disposición) de 51,14 millones de euros y un activo total de 671,09 millones, según detalla la Universidad en una nota.

En comparación con la situación financiera a 31 de diciembre de 2015, las cuentas de 2016 muestran una importante mejora de los resultados y una tendencia al equilibrio presupuestario y el control del gasto.

La gerente ha destacado “la total desaparición de las tensiones de tesorería, fruto de la importante minoración de la deuda de la Junta de Andalucía hasta niveles no significativos en las cuentas de la institución, permitiendo el pago a proveedores en un reducido número de días”.

También ha hecho hincapié en el “esfuerzo” que ha supuesto para la institución el abono íntegro de la paga extraordinaria de 2012 adeudada a sus trabajadores, liquidación que permitirá en años posteriores aumentar el esfuerzo inversor en una mayor dotación de infraestructuras y equipamiento docente e investigador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *