Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

La Unidad de Policía adscrita inspecciona 117 establecimientos para garantizar la seguridad de asistentes a cotillones

La Junta ha remitido una carta a los ayuntamientos en la que recuerda la necesidad de que se "extremen los controles administrativos previos"

Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha inspeccionado un total de 117 establecimientos públicos de la comunidad para garantizar los derechos y la seguridad de las personas que asistan a las tradicionales fiestas de Fin de Año.

La Consejería de Justicia e Interior ha llevado a cabo estas actuaciones en el marco de la campaña específica de vigilancia policial 2016-2017, que los agentes de la Unidad adscrita han iniciado en el mes de diciembre y que se prolongará hasta finales de enero de 2017, para garantizar la seguridad en discotecas, salas de fiesta, salones de celebraciones, pubs y bares con música de aforo igual o superior a 700 personas.

Hasta el momento, la Policía de la Junta ha levantado un total de 53 actas de denuncia en las que a menudo concurren varias irregularidades como no presentar la documentación sobre titularidad, aforo y horario o el seguro de responsabilidad civil, según ha informado este viernes la Consejería en una nota.

Las principales infracciones detectadas son carecer del seguro de responsabilidad civil; no presentar el documento de titularidad, aforo y horario; no tener el certificado de revisión eléctrica, carecer de licencia de apertura o tener los extintores en mal estado o sin la inspección oportuna.

También son frecuentes infracciones relativas al libro de reclamaciones, anomalías en el sistema de evacuación y emergencia o incumplimientos de la normativa sobre listas de precios.

Los profesionales encargados de realizar las labores de supervisión y control de estas instalaciones son, junto a los agentes de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta, miembros de la Inspección de Espectáculos Públicos de la Junta y técnicos de empresas especializadas autorizadas por la Consejería.

En estas inspecciones se comprueba la documentación general de estos establecimientos, los requisitos técnicos de sus instalaciones y se revisan aspectos importantes para la seguridad de las personas como las instalaciones eléctricas, las de protección contra incendios y los elementos y condiciones de evacuación del edificio.

La Junta podrá clausurar aquellos establecimientos en los que se detecten deficiencias graves hasta su completa remodelación, según explica la Consejería, que destaca que los planes de inspección desarrollados anteriormente “han demostrado su eficacia para corregir los eventuales incumplimientos registrados durante los mismos y su importante efecto preventivo y disuasorio, ya que las inspecciones fomentan actitudes responsables por parte de los propietarios de estos establecimientos”.

CARTAS A AYUNTAMIENTOS

Asimismo, las delegaciones del Gobierno de la Junta de Andalucía en cada una de las provincias han remitido una carta a los ayuntamientos andaluces en la que “recuerdan la necesidad de que los consistorios extremen los controles administrativos previos sobre los eventos especiales y a menudo multitudinarios que se organizan en torno a las festividades de Navidad y Fin de Año, tales como cotillones, fiestas y conciertos, con el fin de garantizar la seguridad y los derechos de los asistentes”.

La misiva insta a los consistorios a “velar por el cumplimiento de todas las exigencias legales en esta materia” y pone de relieve que los organizadores de estos eventos tienen que “obtener las preceptivas autorizaciones administrativas ante los ayuntamientos con antelación suficiente, además de cumplir todos los requisitos de seguridad reglamentarios contemplados en la normativa de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *