Lunes, 29 Mayo, 2017

La UNESCO ‘destapa las vergüenzas’ del Albaicín

El informe resultante del Seminario de Reflexión sobre la Conservación del conjunto Alhambra-Albaicín denuncia, especialmente en el caso del Albaicín, el incumplimiento de las obligaciones de conservación suscritos por España con la UNESCO, organización que este mismo año nombrara a Granada Ciudad de la Literatura

Detalle de edificio en la Calle San Luis, en pleno Albaicín | Foto: Archivo


image_print

El informe de la UNESCO conclusiones del Seminario de Reflexión sobre la conservación del sitio declarado Alhambra-Generalife, denuncia que las administraciones responsables no han cumplido con su cometido, especialmente en el caso del Albaicín.

El texto, del que el PSOE granadino local se ha hecho eco esta mañana, recuerda que al firmar la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, “cada país se compromete a conservar los bienes del Patrimonio localizados en su territorio”. Incide también en que la convención tiene “naturaleza de tratado internacional”, al que España se adhirió el 18 de marzo de 1982.

El incumplimiento de obligaciones detectado por la UNESCO incluye cuestiones “particulares y de detalle”, así como “aspectos generales imprescindibles para su adecuada protección y conservación”. Es por ello que “conmina a las administraciones a cumplir urgentemente” con las obligaciones a que le obliga la firma del Convenio.

DIEZ CONCLUSIONES

La UNESCO plantea diez conclusiones y propuestas a seguir para mejorar el desempeño en la conservación del Albaicín:

1.-Solicitar una “urgente” finalización del Plan Especial Albaicín, el cual se espera, según el edil del PSOE, Miguel Ángel Fernández, desde hace trece años. Un “marco normativo imprescindible” para la regulación de la actividad urbanística. A este respecto, Fernández ha alertado de la posibilidad de que el barrio se convierta en un “parque temático turístico”.

2.- Solicitar de Junta y ayuntamiento “la puesta en marcha inmediata” de una coordinación “intensa, estable y eficaz“.

3.- Instar a ayuntamiento y Junta a que “se propicie un esfuerzo en conseguir los recursos para llevar a cabo los proyectos que ambas partes del bien, Alhambra y Albaicín, necesitan”. Hecho que a juicio de Fernández ya se está produciendo en la ronda de contactos que Reynaldo Fernández mantiene con distintas instituciones.

4.- Refundación de la Agencia Albaicín, “propiciando una remodelación en profundidad de sus estatutos, funciones y competencias”, para que así adquiera carácter de órgano de gestión integral.

5.- Exigir una mayor vigilancia en el cumplimiento de la legalidad urbanística, especialmente en el Albaicín, “confiriendo de la máxima eficacia a los mecanismos de control y disciplina en el sitio declarado”. Igualmente se pide “un esfuerzo” en la rehabilitación de viviendas y en la eliminación de situaciones de infraviviendas.  Pide la UNESCO la reedición de la Unidad Técnica Municipal del Albaicín y de la Oficina de Rehabilitación Integrada de la Junta de Andalucía, que serían “muy necesarias”.

6.- Creación de un Consejo de Participación Ciudadana “que otorgue un papel activo a las asociaciones vecinales y colectivos sociales, comerciales y culturales”.

7.- Realizar un estudio de los pavimentos del Albaicín, con especial atención al empedrado y su conservación, definiendo un “catálogo claro y coherente de inversiones”.

8.- Crear, “con la mayor urgencia”, un plan especial para paliar la contaminación del paisaje, especialmente en el Albaicín. Cableado aéreo, contenedores de basura, señalización obsoleta, antenas, o cartelería pública y privada, son los puntos ‘negros’ del barrio en esta materia.

9.- Propone también la creación de un Centro de Investigación y Gestión Cultural, “que impulse los numerosos recursos existentes, actualmente ignorados”

10.- Recomendar a las administraciones la intervención en determinados bienes patrimoniales que se encuentran “en situación de deterioro muy avanzada y/o carecen de uso definido“. En este listado se encuentra la Muralla Zirí, de la que la UNESCO denuncia que su “situación es peor que nunca”, el Maristán, conseguir para la ciudad la titularidad del Convento de la Merced, el Cerro de San Miguel, interviniendo en la restauración de la Muralla Nazarí, el vacío del cerro con vocación de parque periurbano y las ruinas de la Iglesia de San Luis. Rehabilitar los Baños Árabes de Hernando de Zafra, sita en el entorno de la calle Elvira, con una “degradación importante”. También se propone resolver “con rapidez” el expediente de rehabilitación de la Iglesia de San Nicolás, “exigir” la adquisición de los baños árabes, que en manos de tres propiedades privadas, “su estado de conservación es desastroso y corren grave riesgo de hundimiento y desaparición.” Por último, la organización de la ONU reclama la conversión de los terrenos del Hotel Reúma en “un espacio público de calidad”, ante la “imagen deplorable que ofrece”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *