Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

La UGR prosigue con su programa para atender a las víctimas de violencia de género

El programa, impulsado por el Ayuntamiento de Granada, la Diputación Provincial y la Universidad de Granada, ofrece asistencia psicosocial a menores con edades entre 9 y 12 años

Imagen durante la renovación del programa | Foto: gabinete
Gabinete


image_print

Hijos de madres víctimas de la violencia de género con edades comprendidas entre los 9 y 12 años participan en una investigación de la Universidad de Granada, en el que colaboran el Ayuntamiento de Granada y la Diputación Provincial, dirigida a establecer las causas y efectos de “esta lacra social” y determinar, en consecuencias, estrategias de intervención adecuadas.

La investigación académica permitirá aportar información precisa y rigurosa sobre la violencia de género, de tal manera que, en palabras del alcalde de Granada, Francisco Cuenca, “podamos planificar estrategias de reducción de esa violencia y ofrecer programas de intervención para prevenir y paliar los efectos nocivos de estas conductas violentas en los más pequeños y sus madres”.  

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha realizado estas declaraciones durante la firma de la renovación del convenio suscrito por el Ayuntamiento granadino, la Diputación Provincial de Granada y la Universidad de Granada, del que ha destacado la “unidad y el compromiso de todas las instituciones para no mirar para otro lado ante esta lacra social que nos llena de espanto”.

El convenio, suscrito en 2015, ofrece además asistencia personalizada tanto a los hijos e hijas, considerados víctimas directas, a la vez que  “se encuentra en una situación de indefensión absoluta”, y a las madres,  “a las que “facilitamos los recursos para ejercer de la maternidad en un contexto libre de la violencia, tras años en los que han sido anuladas”, ha explicado la decana de la Facultad de Psicología, catedrática de Psicología Social y responsable de la investigación, Francisca Expósito.  

La intervención asistencial se dirige a niños en edades comprendidas entre los 9 y 12 años a los que se les trata, mediante sesiones individualizadas y grupales, para paliar los efectos de la violencia de género y cambiar actitudes que no reproduzcan esas conductas violentas.

Tanto el Ayuntamiento de Granada, a través del Centro Municipal de Información a la Mujer, como la Diputación, mediante su Red Provincial de Servicios Sociales Comunitarios, ponen en conocimiento de la institución académica, tras atender a las madres, los menores que pueden recibir esta prestación asistencial.

Según datos aportados por el alcalde, el Centro Municipal de Información a la Mujer atendió a 554 mujeres, a las que se les proporcionó atención psicológica, con 1.384 sesiones, y consultas jurídicas y sociales, con 269 intervenciones.  

Cuenca, tras destacar la necesidad de conciencie a la sociedad contra el maltrato a la mujer, ha destacado la idoneidad del programa en la medida que, “nos permite conocer y profundizar en las causas de la violencia e intervenir para prevenir y establecer un protocolo especializado”.  

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha explicado que la institución que preside difundirá la información sobre el programa, a través de la red de  Centros de Servicios Sociales Comunitarios que prestan sus servicios en los municipios de la provincia, para facilitarles el acceso a dicho programa.

Para ello, el equipo técnico del Centro valorará la situación, informará y derivará a las potenciales personas destinatarias del programa de intervención: niños y niñas de entre 9 y 12 años, y sus madres víctimas de violencia de género en el ámbito de la familia.

También se ha referido al  Plan de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género  que incluye, entre otras medidas, la colaboración con ayuntamientos y otras entidades públicas prestando apoyo en la intervención y en la prevención secundaria contra la violencia de género mediante la atención a mujeres inmersas en conflictos de pareja o en situación de vulnerabilidad, así como la detección, derivación y apoyo a través de personal especializado a los menores víctimas directas o indirectas de violencia de género.
 
Por su parte, la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha destacado que el valor fundamental del programa reside en “su atención a largo plaza, ya que no sólo actúa en el momento inmediato, sino también a posteiori, ya que las secuelas que se dejan son grandes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *