Viernes, 20 Octubre, 2017

            

La UGR, entre las universidades que más aportan a la cooperación en materia de desarrollo

Estos datos han sido abordado este miércoles durante el acto de presentación de la Guía de Buenas Prácticas en materia de Cooperación Universitaria al Desarrollo de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas

UGR


image_print

La cuantía económica en cooperación universitaria al desarrollo, procedente de las universidades públicas españolas, ha aumentado un 4 por ciento en el año 2014, respecto a 2013, superando los diez millones de euros, según los datos recogidos en la Encuesta de Seguimiento Anual de la Ayuda al Desarrollo del Ministerio de Asuntos Exteriores. Estos datos han sido abordado este miércoles durante el acto de presentación de la Guía de Buenas Prácticas en materia de Cooperación Universitaria al Desarrollo de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE).

En esta línea, el presidente del Grupo de Trabajo de Cooperación Universitaria al Desarrollo, Guillermo Palao, ha subrayado que esta ayuda al desarrollo ha aumentado en los últimos años “a pesar de los momentos duros que han pasado las universidades”. “Esto demuestra que el compromiso institucional de las universidades continua vigente y sólido y es algo que no va a parar, forma parte del AND de las universidades”, ha asegurado.

Además, los autores de la guía han señalado que las universidades que más aportan a la cooperación en materia de desarrollo son la Universitat de Valencia, la Universidad de Girona, la Universidad de Granada y la Universidad Complutense de Madrid.

En relación a la Guía de Buenas Prácticas, el presidente de la Comisión Sectorial CUE-Internacionalización y Cooperación, Daniel Hernández, ha destacado que es la primera vez que la cooperación universitaria para el desarrollo se autoanaliza con todo detalle y recogiendo de forma sistemática una serie de actividades relevantes orientadas a esta materia”.

Asimismo, Hernández ha recordado que el trabajo de las universidades españolas en la cooperación al desarrollo “está lejos de ser nuevo”, pues hace 15 años que los centros españoles aprobaron una estrategia de cooperación en este ámbito y hace nueve años las universidades decidieron integrar, de forma individual o conjunta, “la cooperación en la columna vertebral de su actividad”.

En cuanto al documento, los autores han detallado que recoge y valora un total de 41 prácticas de 28 universidades o redes de universidades –la red de universidades catalanas, la red de universidades madrileñas y la red G9– que muestran cómo es la cooperación universitaria al desarrollo en España a través de sus políticas, convocatorias, postgrados, proyectos de fortalecimiento institucional, acciones de educación para el desarrollo, o de visibilización y sensibilización sobre las diversas realidades de los países en vías de desarrollo.

Así, Guillermo Palao ha explicado que de los 41 casos recogidos en el documento, ocho de ellos tienen lugar o están orientados a algún país de América Latina, tres a países de África, diez a otros países en vías de desarrollo sin especificar y el resto se orientan al público universitario español.

En base a las acciones de las universidades, ha señalado que en primer lugar destacan las convocatorias de becas y ayudas para los estudiantes, así como las iniciativas en el ámbito de ayuda humanitaria y emergencias. “Desarrollamos acciones complementarias a las de las ONG –ha añadido–. Tenemos un código de conducta y debemos colaborar con las organizaciones que ya están trabajando, en apoyo y fortaleciendo a los estudiantes que sufren esos procesos”.

El texto recoge también el resto de acciones habituales en materia de cooperación al desarrollo, como son las acciones de postgrado, acciones en educación para el desarrollo en grado, acciones de fortalecimiento institucional y estrategias y políticas al desarrollo.

Por último, Palao ha señalado que la guía es “una reflexión interna de lo que se está haciendo en las universidades” y nace con el objetivo de “dar visibilidad a la labor de las mimas, así como sensibilizar y proyectar la imagen de la cooperación de las universidades a la sociedad y dar más calidad a las acciones futuras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *