Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

La UGR deberá remitir al Juzgado la resolución que regula la huelga tras la denuncia de FETE-UGT

Así, censuran que se pretenda poner en marcha un "sistema de control disuasorio del ejercicio del derecho a la Huelga, que utiliza procedimientos de muy dudosa legalidad; y sin que exista ningún mandato jurídico que obligue a implantarlo"



image_print

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Granada ha admitido a trámite el recurso contencioso-administrativo presentado por la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT contra la resolución de la Universidad de Granada que regula el seguimiento de huelga y ha solicitado a la institución docente que le remita “con carácter urgente” el expediente administrativo.

Así consta en el decreto emitido por el citado Juzgado, al que ha tenido acceso Europa Press, después de que la sección sindical de FETE-UGT en la Universidad de Granada presentara este recurso por “protección de los derechos fundamentales”.

En el citado recurso se expone que el Rectorado ha creado un procedimiento de comunicación formal del derecho a la huelga que “se extralimita” jurídicamente, al establecer un listado de quienes la ejercen y los que no.

El sindicato considera esta norma un “intento de controlar la huelga por el Rectorado, camuflado como ‘detracción de haberes'”, y mantiene que la oportunidad de publicar un documento que lo haga “merece un rechazo universitario, político y jurídico”.

Así, censuran que se pretenda poner en marcha un “sistema de control disuasorio del ejercicio del derecho a la Huelga, que utiliza procedimientos de muy dudosa legalidad; y sin que exista ningún mandato jurídico que obligue a implantarlo”.

De hecho, advierten de que esta normativa no fue aprobada en el Consejo de Gobierno, “como pretendía el rector”, Francisco González Lodeiro, sino que tuvo que ser publicada mediante una “resolución personal”, lo que a su juicio “dice mucho de la torpeza en el fondo y en las formas”.

“Desde un punto de vista estrictamente jurídico, la resolución atenta contra derechos fundamentales. El sistema de control de los participantes en una huelga que recoge el texto no deja de ser rocambolesco, ya que cada trabajador tiene que declarar que no ha ido a la huelga ese día, un procedimiento rebuscado de exoneración y autoinculpación; de manera que al que se le olvide hacerlo se convierte en huelguista. Lo que no evitará disponer de una listas de huelguistas”, lamentan desde FETE-UGT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *