Lunes, 29 Mayo, 2017

La UGR apuesta por que el nuevo modelo de financiación sea más “competitivo”

Según Pilar Aranda, la universidad granadina "ha perdido" alumnos en los últimos años, pero tiene "mucha fortaleza en resultados"

Pilar Aranda
E.P


image_print

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha apostado por que el nuevo modelo de financiación de las universidades públicas andaluzas, además de asegurar los gastos estructurales, incluya “una financiación paralela competitiva” atendiendo a diversos aspectos, como los resultados en materia de investigación o el patrimonio.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, anunció hace un par de meses que la Secretaría General de Universidades está ultimando su propuesta de nuevo modelo de financiación. La pretensión es que entre en funcionamiento el próximo año, para lo que se abrirá un proceso de diálogo con los rectores de las universidades andaluzas.

El actual modelo –que data de 2007– está centrado en el número de estudiantes y la universidad granadina “ha perdido” alumnos en los últimos años, pero tiene “mucha fortaleza en resultados” y es por ahí por donde la institución granadina quiere que se enfoque el nuevo modelo, según ha detallado a Europa Press la rectora de la UGR, Pilar Aranda.

A su juicio, sería necesario ajustar una base que garantice el funcionamiento de estas instituciones académicas, cubriendo los gastos estructurales, y luego poner en marcha una financiación paralela competitiva que valore las características de cada universidad, sus necesidades de conservar patrimonio o los resultados en materia de investigación.

Recuerda Aranda que la Universidad de Granada tiene además una plantilla “más cara” que otras universidades por contar con más catedráticos, extremo que también ve necesario tener en cuenta.

“Ahora tampoco cuentan los estudiantes de postgrado y queremos que lo hagan”, ha relatado la rectora, quien asegura que existe buena sintonía. La previsión es que el nuevo modelo sea debatido en el transcurso del presente año y el siguiente la financiación sea dotada en función de los nuevos parámetros que se estipulen.

Junto a la financiación pública, la Universidad de Granada ha puesto en marcha en los últimos años fórmulas de mecenazgo y micromecenazgo que están “comenzando a dar resultados”.

Aranda enmarca esta captación de fondos privados en un forma de que la Universidad pueda “diferenciarse y avanzar” a través de proyectos concretos y becas a estudiantes que permitan poner programas punteros en funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *