Domingo, 23 Julio, 2017

            

La teniente Carmen Ortega(Pinos Puente), desaparecida tras el accidente en Canarias

Pertenece a una familia "muy conocida" en la localidad, donde todos la conocen como 'Carmina'

E.P


image_print

La teniente Carmen Ortega Cortés, una de los cuatro militares desaparecidos en el accidente del helicóptero ‘Super Puma’ del Ejército del Aire siniestrado a 37 millas náuticas al este de Gran Canaria, es natural del municipio de Pinos Puente (Granada), donde su familia es “muy conocida”.

Así lo ha señalado a Europa Press el alcalde de la localidad, José Enrique Medina, quien ha indicado que todos en el pueblo la conocen como ‘Carmina’, una mujer “muy afable” y con “muy buen sentido del humor”. Sus padres viven en la localidad, y tiene otras dos hermanas, una de las cuales se ha trasladado ya a Las Palmas, a la espera de que la teniente aparezca.

Cuando en el Ayuntamiento se han enterado de la noticia estaba reunido el equipo de gobierno, del PSOE, que había decidido decretar tres días de luto si finalmente se confirma el fallecimiento de la militar. Sin embargo, hasta que esa noticia no sea oficial, el municipio está “expectante” y “deseoso” de que al final haya “buenas noticias”.

Pinos Puente se ha puesto ya a disposición de la Subdelegación del Gobierno y de la familia, con la que el alcalde mantiene continuo contacto. “En el pueblo son muy conocidos, y los vecinos están preocupados por lo que pueda ocurrir”, ha señalado Medina.

Además de Ortega y de otro andaluz, el teniente Sebastián Ruiz Galván, de Cádiz, el resto de tripulantes eran el gallego Daniel Pena Valiño, capitán; el sargento Carlos Caramanzana Álvarez, de Valladolid; y el sargento Johnander Ojeda Alemán, de Gran Canaria. Este último pudo ser rescatado con vida poco después del siniestro.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, en declaraciones a los medios de comunicación en la base aérea de Gando (Las Palmas de Gran Canaria), ha explicado que el helicóptero ‘Super Puma’ siniestrado anoche a 37 millas náuticas al este de Gran Canaria había superado su última revisión el pasado 14 de marzo y que, por tanto, estaba “en perfecto estado para volar”.

El ministro, que ha señalado que las causas del siniestro todavía “son desconocidas” y que se están investigando, ha comentado que todos los tripulantes de la aeronave habían estado en Afganistán y que tenían más de 1.000 horas de vuelo.

Es más, ha añadido que la tripulación tenía una “alta experiencia” y estaba “muy bien entrenada”. Habían hecho labores similares “con anterioridad y sin problema”, mientras que el helicóptero, ha insistido, había pasado “todas las inspecciones” y estaba en “perfectas condiciones” de vuelo.

Para el ministro, es una “paradoja tristísima” que quienes rescatan a personas en el mar “pierdan la vida” en unas maniobras de práctica. En este sentido, ha destacado que Servicio de Búsqueda y Salvamento al que pertenecía el helicóptero ha rescatado a “más de 3.000 personas” y ha insistido en que la aeronave tenía una “viabilidad” de vuelo aún “notable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *