Lunes, 16 Octubre, 2017

            

La tasa de desempleo en América Latina alcanza un 8,1%, el nivel más alto en diez años

Estas cifras llegan en un contexto de contracción económica que, según la OIT, ha afectado también a la calidad del empleo

Foto: E.P./PIXABAY
E.P.


image_print

La tasa de desempleo en los países de América Latina y el Caribe ha alcanzado un 8,1 por ciento en 2016, convirtiéndose en el nivel más alto en una década, según el último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la región.

Estas cifras llegan en un contexto de contracción económica que, según la OIT, ha afectado también a la calidad del empleo.

En la presentación del informe, que ha tenido lugar en la capital de Perú, Lima, la organización ha señalado que el desempleo este año ha registrado una subida de 1,5 puntos porcentuales con respecto al año anterior (6,6 por ciento), lo que implica que más de 5,5 millones de personas quedaran en desempleo en el último año.

Así, el paro en la región afecta ya a 25 millones de trabajadores. “El panorama laboral de la región ha empeorado en 2016”, ha explicado el director regional de la OIT, José Manuel Salazar, en su presentación, subrayando el “abrupto” incremento del desempleo en una situación en la que además está “creciendo la informalidad y bajando la calidad”.

“Aunque hay importantes diferencias entre países y subregiones, de media es el peor año en una década para la región, tanto en términos de crecimiento económico como en tasa de desempleo”, ha lamentado.

No obstante, ha advertido de que la situación aún puede empeorar, ya que si se cumplen las proyecciones de crecimiento lento para el próximo año, el paro podría situarse en un 8,4 por ciento.

CRECE EN LA MAYORÍA DE PAÍSES

A pesar de las diferencias entre países, hay una tendencia generalizada en el último año que se ha extendido por todo el subcontinente, ya que 13 de los 19 países con datos disponibles en el tercer trimestre han registrado un aumento del desempleo.

La OIT ha matizado que el paro ha afectado más al sector femenino, con un incremento de 1,9 puntos, que deja el total de la tasa de desempleo en un 9,8 por ciento, al borde de alcanzar los dos dígitos.

Salazar ha subrayado, además, la especial preocupación que supone el aumento en casi tres puntos de la tasa de desempleo juvenil, ubicada en un elevado 18,3 por ciento, tres veces mayor que el paro entre adultos de más de 25 años.

Asimismo, el especialista regional en empleo de la OIT, Juan Chacaltana, ha estimado en 134 millones el número de trabajadores empleados “en condiciones de informalidad” en la región, situación que continúa con una tendencia alcista.

El informe de la OIT destaca, por otro lado, varios signos del deterioro de la calidad del empleo, entre ellos la caída de 0,7 puntos en el empleo asalariado y el crecimiento en 0,5 puntos el empleo por cuenta propio, o la caída de los salarios medios en torno a un 1,3 por ciento (igual que en 2015).

Salazar ha señalado que los datos muestran un retroceso en los últimos dos años en los “avances laborales que había logrado la región en la década previa”.

“Aunque con diferentes combinaciones y grados de urgencia, los países de América Latina y el Caribe se enfrentan a un doble reto: por una parte, dar respuestas de corto plazo para mitigar los impactos sociales y laborales negativos de la desaceleración y retornar a una senda de crecimiento y, por otra, tomar acciones para enfrentar los problemas estructurales de baja productividad y de falta de diversificación productiva”, ha señalado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *