Viernes, 24 Marzo, 2017

La supervivencia de la Huerta del Rasillo, pendiente del administrador concursal

Trabajadores, usuarios, sindicatos y hasta la propia delegación territorial de Salud estarán muy pendientes mañana de la reunión entre representantes de CCOO y el administrador concursal que maneja los designios de 40 usuarios y sendos trabajadores.



image_print

Larga y procelosa reunión  mantenida esta mañana en la Residencia de grandes discapacitados de Huerta del Rasillo entre el delegado provincial de Igualdad, Higinio Almagro, y los trabajadores y usuarios de la misma. El objeto: debatir con ellos las últimas acciones realizadas y las actuaciones previstas, tras la última reunión celebrada el pasado viernes entre representantes de la Junta y el administrador concursal. Actor éste que entra en escena cuando la empresa que gestiona la residencia, CANF (Confederación Andaluza de Personas con  Discapacidad), presenta concurso de acreedores y se inicia el proceso de liquidación de la empresa. Hecho que motivaría el consecuente despido de los trabajadores y desahucio de los usuarios, que se verían forzosamente trasladados a otra residencia.

En la reunión entre Junta y administrador se ponían las bases de la posible solución a la amenaza de cierre, toda vez que Fegradi -Federación Granadina de Discapacitados- ha manifestado su disposición a hacerse cargo de la gestión de la residencia, conservando a los trabajadores y respetando su antigüedad -lo que detendría el ERE extintivo y ahorraría los costes de indemnización-. Sin embargo y tras ese panorama de optimismo creciente de la semana pasada, subsiste un escollo que ha sembrado la incertidumbre y el temor en los afectados. La CANF mantiene una deuda doble: una con los trabajadores, -de tres mensualidades- y otra con la Seguridad Social, su mayor acreedor. La deuda actual de esta entidad con el erario público asciende a millón y medio de euros, 300.000 de los cuales correspondientes a la residencia granadina. La capacidad económica de Fegradi de asumir la gestión de la residencia encuentra su límite aquí, al no poder soportar la deuda total de 1,5 millones, aunque según ha apuntado Martín Ortega, presidente de Fegradi, “estamos haciendo números” para poder asumir la cantidad atribuible a la Huerta del Rasillo.

Es por tanto la divisibilidad de la deuda la bisagra que articularía la solución del problema.  Mañana está prevista en Sevilla reunión entre el administrador concursal nombrado por el Juez y representantes de CCOO. Según ha apuntado a Granada Digital uno de los asistentes, Diego Molina, “hasta ahora el administrador concursal ha dicho por activa y por pasiva que no acepta -la nueva gestión de Fegradi- si no se acepta la deuda indivisible porque es una sola empresa”, aunque “ojalá mañana esto cambie”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *