Domingo, 18 de Noviembre de 2018

            

La superficie de invernaderos de Andalucía oriental crece hasta las 35.489 hectáreas

Esta cifra ha ascendido un 1'7 por ciento con respecto al año pasado | Granada cuenta con una superficie invernada de 3.100 hectáreas

Invernaderos en Albuñol | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

La superficie de invernaderos de Andalucía oriental, según queda recogido en la cartografía de 2018, crece hasta las 35.489 hectáreas, un 1,7% más que en el ejercicio 2017. Con ello, el conjunto que forman las provincias de Almería, Granada y Málaga, con la suma de 579 hectáreas más, prosigue una línea ascendente que se mantiene desde que se realizara el primer estudio de este litoral en 2001. Ya el pasado año el suelo protegido había experimentado un incremento de más de 10 puntos porcentuales con respecto a ese punto de origen.

Almería, según ha remarcado el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, concentra el 87,4% de las instalaciones de invernaderos de estas tres provincias con un total de 31.614 hectáreas. Con este dato, monopoliza el aumento de toda la franja mediterránea al registrar 580 hectáreas más que en 2017, todo ello, con las comarcas de Campo de Dalías (21.545 hectáreas, 260 más) y Campo de Níjar y Bajo Andarax (8.748 hectáreas, 280 más que en el ejercicio anterior) como principales bastiones. La primera, con El Ejido (12.756 hectáreas), Roquetas de Mar (1.945 hectáreas), Vícar (1.860 hectáreas), Berja (1.756 hectáreas), La Mojonera (1.429 hectáreas) y Adra (1.389 hectáreas) a la cabeza; y la segunda, con Níjar (5.744 hectáreas) y Almería (2.525 hectáreas) como municipios preponderantes. Completan el mapa de los cultivos bajo plásticos almerienses las áreas del Bajo Almanzora (686 hectáreas), el Campo de Tabernas (326 hectáreas), el Río Nacimiento (243 hectáreas) y el Alto Andarax (66 hectáreas).

Granada, por su parte, contabiliza una superficie invernada total de 3.100 hectáreas, un número que mantiene e, incluso, supera de manera ligera el potencial productivo del curso precedente, al añadir 13 hectáreas más de suelo protegido. El peso de los invernaderos se sitúa en la comarca de la Costa, con 2.847 hectáreas. Motril y Albuñol se erigen en los principales núcleos agrícolas de la zona, con 1.130 y 605 hectáreas, respectivamente. Esta extensión bajo plástico se ve reforzada por las 125 hectáreas de la zona de Baza, las 104 de Las Alpujarras y las 24 de Alhama.

La variación también ha sido pequeña en el caso de Málaga, registrándose una leve reducción. La cartografía de invernaderos estima un total de 775 hectáreas protegidas (una disminución de 14 hectáreas) concentradas, en especial, en la comarca de Vélez-Málaga, que aporta 721 hectáreas. Más de la mitad de las mismas se encuentra en el municipio de Vélez Málaga (369 hectáreas), seguida por Torrox (178 hectáreas) y Algarrobo (95 hectáreas). La zona del Centro-Sur o Guadalhorce, por su parte, acapara otras 54 hectáreas de cultivo bajo plástico.

Fuente de información fundamental

Rodrigo Sánchez Haro ha puesto el énfasis en que este análisis realizado a partir de imágenes de satélite va más allá de un mero trabajo estadístico, en la medida en que emerge como una fuente de información “fundamental” para las administraciones públicas y las empresas. No en vano, como ha expresado el responsable del Gobierno andaluz, permite la realización de una gran cantidad de estudios en campos muy diversos como el medio ambiente, la ordenación del territorio, la logística de transporte, las infraestructuras de suministro o la ubicación de los servicios que demanda el sector hortofrutícola.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.