Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

La situación estancada de los trabajadores del Centro Albayzin

Trabajadores del centro Albayzin sosteniendo en diciembre la pancarta que aún hoy permanece sobre la puerta de entrada. | Foto: Fran Sánchez


image_print

Tras la visita al Centro Albayzin el pasado diciembre, de los portavoces municipales de IU, Paco Puentedura y PSOE, Paco Cuenca, reclamando a la Junta de Andalucía que satisfaga la deuda que tiene contraída con los trabajadores, ayer fue el turno de representantes del Partido Popular.  La parlamentaria Mari Fran Carazo y el concejal de Educación en el Ayuntamiento de Granada, Jorge Saavedra, acudieron para conocer su situación y “trasladarles la posición del Partido Popular en torno a los consorcios y en torno a la formación para el empleo.”

Ocho son las nóminas que la Junta de Andalucía adeuda a los trabajadores, excepción hecha de las deudas también contraídas con los proveedores del centro y las becas para alumnado. Una situación de impagos que se remonta a mayo del año pasado y que tiene varios puntos de inflexión, el primero y fundamental en octubre. Según explicaba ayer Jorge Saavedra, a finales de ese mes “se nos plantea una solución de la situación de este consorcio por parte de la delegada provincial”. La propuesta consistía en la disolución del consorcio de gestión, del que el Ayuntamiento se responsabilizaba en un 20%, cubierto mediante la cesión de dos espacios públicos: la conocida sede del centro en el Convento de Santa Inés del Albayzín y las instalaciones de Almanjáyar. Esta escisión suponía el cambio del modelo de gestión del Centro, que pasaría a depender en exclusiva de la Junta de Andalucía y cuya dotación económica estaría integrada en una partida de los presupuestos andaluces, para garantizar su supervivencia, en lugar de la fórmula actual.

La respuesta del Ayuntamiento a la petición de Ana Gámez se produjo en un “tiempo record”, aprobando el consistorio la cesión en diciembre mediante un Decreto de Alcaldía. Sin embargo, la cesión aún no ha finalizado ya que “a partir de ahí se ha empezado a incumplir ya en enero los plazos que se nos prometieron por parte de la Junta de Andalucía, los mismos plazos que se le había dado a los trabajadores”.  Por ello, el concejal Saavedra ha mantenido “más de una conversación y más de dos con la propia delegada provincial para pedirle explicaciones de por qué no se culmina el proceso que ellos mismos nos habían asegurado que sería en enero.”

Mientras los asuntos de palacio se dirimían al ritmo que preconiza el refrán, los trabajadores, ahogados económicamente, deciden encerrarse el 28 de diciembre en el centro y cesar en su actividad durante un día en señal de protesta desesperada. Toda vez que la situación de impagos aún no solventada hacía imposible el inicio de ninguno de los cursos previstos para el período 2014-2015. Fruto del encierro, reciben la visita de representantes de IU y PSOE el pasado diciembre, en las que Paco Puentedura y Paco Cuenca mostraban su solidaridad y pedían a la Junta que pagara lo adeudado y agilizara los trámites de resolución del consorcio. Recién iniciado el año, la Junta paga cinco de las nueve nóminas pendientes hasta ese momento. Un trago de agua en esta travesía del desierto en la que los trabajadores no ven un oasis cercano, solo espejismos.

¿POR QUÉ NO SE HA CULMINADO AÚN LA CESIÓN DE LA GESTIÓN?

“Es la misma pregunta que nos hacemos todos”. Así respondía ayer Francisco Ruiz, representante sindical de los trabajadores, “ya que el ISE se convirtió en Agencia -Agencia Pública Andaluza de Educación y Formación. APAEF- en cuestión de días, cómo es que esta situación de los consorcios no se ha arreglado ya en tanto tiempo como lleva. Hemos pasado todos los filtros: Intervención, la Cámara de Cuentas… todo está correcto, y sin embargo vuelven para atrás, vuelven a pedir más documentación y es un bucle que se está haciendo continuamente y no sabemos el porqué, no nos dan una respuesta válida”. Cuenta también Ruiz que “la agencia APAEF contrató una consultoría, un equipo de abogados, para que llevaran este tema y auditores. Tuvimos una auditoría hace una o dos semanas que parecía que iba a ser casi lo último pero no ha sido así […] estamos los diez consorcios -en toda Andalucía- en la misma situación”.

Francisco Ruiz se desahoga afirmando que “nos hemos sentido totalmente abandonados por parte de la Junta. Totalmente. Tanto por la delegada -de Educación- como por el consejero y como todos los responsables.”Al mismo tiempo, reconoce que en el Ayuntamiento de Granada, “haciendo honor a la verdad, han actuado bien, porque se les solicitó en su momento, en el mes de noviembre, que hicieran la cesión de sus activos, de su 20%, en este caso de las instalaciones, y ellos incluso lo hicieron rápido. En seis días lo tenían e incluso lo hicieron por Decreto de Alcaldía”. Sin embargo, y preguntado por las visitas que han recibido de responsables políticos municipales antes del trámite acelerado, Ruiz confiesa que del Ayuntamiento “tampoco hemos tenido muchas por parte de ellos. Hasta hoy.”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *