Martes, 12 Diciembre, 2017

            

La situación económica del Ayuntamiento de Granada es caótica

El equipo de Gobierno tiene hasta el 7 de abril para responder a la ‘oferta’ de Hacienda, mientras que la oposición denuncia que no hay ningún plan de saneamiento para consensuar

Edificio del Ayuntamiento de Granada en la Plaza del Carmen (Granada) | FOTO: ARCHIVO GD
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

La situación financiera en la que vive el Ayuntamiento de Granada está llegando a su límite. El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha dado de plazo hasta el 7 de abril para que el Consistorio presente un plan de saneamiento ante este caótico estado.

Con ese objetivo se sentaron ayer, lunes, los portavoces de los grupos políticos que componen el Ayuntamiento de Granada. El equipo de Gobierno (PSOE) informó sobre la delicada situación financiera y la propuesta del Ministerio de Hacienda, en la que apremian al Consistorio a aprobar un plan de saneamiento para poder acogerse a tres años de carencia para la amortización del plan de pago a proveedores, que le permitiría tener liquidez. Sin embargo, presentar integrarse en este plan, a cinco años, ahogaría a la ciudadanía, que vería un incremento importante en los impuestos.

De hecho, en esta reunión se pretendían ver las medidas que, en materia de ingresos y gastos, se tendrían que adoptar los próximos cinco años para cuadrar un plan que exigiría tener un superávit de entre 12 y 13 millones de euros anuales para hacer frente a los 61 millones de remanente negativo de la Tesorería municipal.

Esta ‘oferta’ de Hacienda ha sido descartada tanto por el equipo de Gobierno como por los grupos de la oposición, tras el análisis realizado por los servicios técnicos del Ayuntamiento. Estos señalan que para integrarse en el plan que propone el Ministerio, “sin más remedio”, según afirmó el concejal de Economía, Baldomero Oliver, se tendría que realizar, como apuntábamos anteriormente, una subida en los impuestos, con un aumento del IBI alrededor del 30%.

Al no aceptar esta propuesta, el Consistorio queda en riesgo de intervención. Así, Oliver llamó al consenso de los grupos políticos para elaborar un plan de saneamiento “acorde a la situación real de la ciudad de Granada” para que “todos juntos, una vez consensuado, ir al Ministerio a que nos lo apruebe” con la articulación de “otras medidas que no sean la de esta resolución que, insisto, ha sido en poco tiempo, con unas condiciones prácticamente leoninas”.

En este sentido, Oliver indicó que el Ministerio deja abiertas otras “posibilidades” como serían negociar que el plan de saneamiento se extendiera a un periodo más largo si bien habría que “asumir” en ese caso que desde el Gobierno “no nos aplicaran la ventaja de esos tres años de carencia en el pago de la deuda financiera”.

LA OPOSICIÓN, A LA ESPERA DE UN PLAN DE SANEAMIENTO SOBRE EL QUE TRABAJAR

Ante el caos económico del Ayuntamiento de Granada, la oposición sigue esperando que el equipo de Gobierno presente dicho documento de plan de saneamiento, y a partir de ahí, poder trabajar sobre él y conseguir ese consenso. Precisamente esta es la denuncia de la oposición, que no hay ningún plan de saneamiento sobre el que debatir.

La portavoz del Partido Popular, Rocío Díaz, aseguró que el PSOE “no aporta ninguna medida alternativa, no hay un documento marco sobre el que trabajar, no hemos visto ningún plan de saneamiento”. Así, la formación de derechas pide al alcalde, Francisco Cuenca, que “gobierna de una vez” o “dimita”.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida, Francisco Puentedura, también pidió al PSOE que presente ese plan de saneamiento, “que se lleva pidiendo dos años”, y “será ahí cuando la oposición tenga que proponer sus modificaciones y debatir sobre el documento final que se presenta a Hacienda”.

Asimismo, Izquierda Unida ya comentó la necesidad de un plazo mayor que cinco años para mejorar la situación financiera del Consistorio: “El periodo razonable para arreglar la situación de la economía municipal es el de un plan de saneamiento a diez años, que facilite medidas estructurales que reduzcan el gasto y mejoren ingresos, y que posibilite que el Ayuntamiento de Granada recupere para la gestión pública servicios privatizados, como agua, transporte público, o limpieza y recogida de basuras”.

El portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, resaltó que es necesario establecer un plan de saneamiento más a largo plazo, es decir, “al menos a diez años”, y que permita así “ajustar la realidad del Ayuntamiento a lo que están demandando los ciudadanos”. Además, pide “unidad” en la búsqueda de soluciones y no culpables, ya que tanto el PP como el PSOE “no han hecho sus deberes”. Desde ‘Vamos Granada’, Marta Gutiérrez también ha hecho alusión a la falta de propuestas en este terreno, lo que ha hecho imposible presentar unos presupuestos y un plan de saneamiento para este momento crítico que vive el Ayuntamiento de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *