Domingo, 23 Julio, 2017

            

La Sierra de Lújar “no está en absoluto recuperada” un año después del incendio, según el alcalde

De las 2.147 hectáreas arrasadas, 1.580 eran de superficie forestal, con zonas de alcornocal, y pinar

Foto: Sierra de Lújar
E.P.


image_print

El alcalde de Lújar (Granada), Manuel Mariano González, afirma que la zona afectada por el incendio que hace ahora un año calcinó unas 2.000 hectáreas de gran valor ambiental en la Sierra de Lújar, obligando al desalojo de más de 600 vecinos, “no está en absoluto recuperada” y ha lamentado el caso omiso que las administraciones han hecho a sus requerimientos.

Mariano González ha explicado a Europa Press que las actuaciones previstas en la zona por el Gobierno central y la Junta de Andalucía finalizaron el pasado mayo, pero no suponen “ni el 5 por ciento” de lo que es necesario hacer respecto a la contención de las laderas, mientras que “de repoblación de vegetación no se ha hecho nada”.

De las 2.147 hectáreas arrasadas, 1.580 eran de superficie forestal, con zonas de alcornocal, y pinar, que formaban una singularidad ecológica relevante sobre el entorno semiárido circundante, donde la vegetación juega un importante papel frente a la erosión, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El regidor explica que, tras el incendio del 8 de julio del pasado año, la inexistencia de masa vegetal favorece que cuando llueve se creen corrientes de agua que bajan descontroladas hasta el casco urbano, convirtiendo las calles en “auténticos ríos navegables”, con el peligro que conlleva para la población.

Este fenómeno propició que el pasado octubre quedara cortada la carretera provincial que une Lújar con Motril, la cual aún no ha sido reparada, según lamenta.

Sostiene que las inversiones realizadas por el Gobierno y la Junta, de 250.000 y 340.000 euros respectivamente, han sido insuficientes y la zona “está en precario absolutamente”, censurando que Lújar haya sido tratado como “un municipio de quinta categoría” frente a las inversiones que ha recibido la zona incendiada el pasado verano en Quesada (Jaén).

Por ello, el Ayuntamiento urge a las administraciones a destinar nuevas inversiones que permitan avanzar en la repoblación vegetal y en la fijación de las laderas. Junto a ello, propuso hace un tiempo construir una zona de evacuación para evitar que el agua de las lluvias desemboque en el casco urbano, puesto que este invierno ha generado grandes problemas, pero hasta el momento no ha recibido contestación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *