Lunes, 16 enero, 2017

La Semana Santa comienza con un Domingo de Ramos espléndido

Las cinco cofradías: Borriquilla, Santa Cena, Sentencia, Despojado y Cautivo han conseguido realizar su estación de penitencia sin inclemencias meteorológicas, con gran afluencia de público en la calle y con el estreno de la calle Alhóndiga como Carrera Oficial

ssg2014_domingo_28
Fran Yeste, Davinia Pérez, Luis Cuadrado y Mariola Ocaña


image_print

BORRIQUILLA 

[spacer style=”3″ icon=”none”]

Puntualmente, a las 16 horas, el hermano mayor de la Alhambra, Antonio Olivares junto al alcalde de Granada, tocaban a las puertas del Santuario del Perpetuo Socorro con la llave, que portaba en esta ocasión una niña de cinco años. La primera anécdota de esta Semana Santa ocurrió en este momento, cuando se llamó dos veces, ya que en el interior del templo no la habían escuchado. Don Francisco Javier Martínez, arzobispo de Granada, realizó la primera levantá dentro del Perpetuo Socorro, mientras que la del paso de palio de Nuestra Señora de la Paz la llevó a cabo el alcalde de Granada, don José Torres Hurtado.

Así mismo la primera levantá del paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén, fue dedicada a todos los niños enfermos de cáncer y a continuación la Agrupación Musical María Santísima de la Estrella interpretó “Niños hebreos” mientras el paso se iba dirigiendo hacia la calle San Juan de Dios. En la salida de la dolorosa de Dubé de Luque, ya pudo escucharse en el interior la primera saeta, interpretada por Marta García, “la Niña”. Nada más que estar en la calle, el paso de palio fue acompañado por la Banda de Música Ciudad de Atarfe, que interpretó “Virgen de la Paz” y “Estrella Sublime”.

Este año se ha incluido en el cortejo un banderín de la juventud, diseñado y bordado por el taller de José Manuel Martínez Hurtado. En torno a las once de la noche, regresaba al Perpetuo Socorro, acompañada por una multitud de personas que hicieron bulla delante de los pasos de ambos titulares. Ya en el interior, se finalizó con una oración conjunta en la que se podía apreciar la ilusión de haber podido realizar su estación de penitencia tras la amarga experiencia del año pasado.

SANTA CENA

[spacer style=”3″ icon=”none”]

La Santa Cena fue la segunda cofradía que pasó por Carrera Oficial, saliendo de la iglesia de Santo Domingo a las 18:30 horas; horas antes, la plaza se encontraba abarrotada de gente para ser testigos de la durísima salida de ambos pasos a rodillas. El primer paso, la Santa Cena, iba acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder mientras que María Santísima de la Victoria, lo hacía con la Banda de los Ángeles, que interpretaron la marcha “Rocío” en su salida. Instantes después de salir ambos pasos, pudieron escucharse las primeras saetas. En este domingo de Ramos, la virgen de la Victoria ha estrenado una saya bordada en oro y sedas, diseñado por Benjamín Rodríguez y realizada en el taller de José Manuel Martínez Hurtado. Sobre las doce de la noche llegaba el paso de la Santa Cena a la plaza de Santo Domingo y seguidamente después el paso de palio con una gran bulla. Antes de llegar a su templo, la virgen de la Victoria fue mecida con diversas marchas por el gran hacer valiente de sus costaleros. La última chicotá fue dedicada por parte de José Manuel Rodríguez Quesada, capataz general, a toda la cofradía, que ha hecho posible realizar la estación de penitencia satisfactoriamente.

SENTENCIA

[spacer style=”3″ icon=”none”]

La iglesia de San Pedro y San Pablo fue testigo de la salida de la cofradía de Jesús de la Sentencia y María Santísima de las Maravillas alrededor de las seis y cuarto de la tarde. En esta ocasión, la salida del primer paso ha sido accidentada, por lo que se ha retirado el águila imperial, que remataba el templete y provocando unos minutos de retraso en esta corporación. Este paso de misterio se puso en la calle a los sones de “Sentencia de Cristo” interpretada por la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, mientras que el paso de palio lo hacía con “Salen las maravillas” por parte de la Asociación Musical San Isidro, después de una dificultosa salida. La cofradía llegaba a Plaza de las Pasiegas a los sones de la marcha “Jesús de las Penas”. A las doce y veinte regresaba el paso de misterio a su templo y poco después el paso de palio a los sones de “Solé dame la mano” y “Rocío”, siendo acompañado por una gran afluencia de público en la Carrera del Darro.

DESPOJADO 

[spacer style=”3″ icon=”none”]

La hermandad del barrio Fígares desplegó su serio cortejo a las siete de la tarde en la calle Músico José Ayala Cantó, donde se halla su casa de hermandad. El paso de misterio, a las órdenes de Dionisio Martínez se puso en la calle a los sones de “Sagradas Vestiduras”, interpretada por la propia banda de esta corporación.

Con motivo de los 25 años de bendición de la imagen de Jesús Despojado, portaba una túnica donada por uno de los hermanos. Otro de los estrenos que se ha podido contemplar, son las dos sibilas que aparecían en la parte delantera y trasera del paso, aún en madera.

Sobre las ocho de la tarde, se producía el encuentro de esta hermandad con la del Cristo de San Agustín, encarando el paso frente a las puertas del convento del Santo Ángel Custodio. En este lugar ha sido recibida por la junta de gobierno y los dos titulares de esta corporación del Lunes Santo. La cofradía hacía su regreso sobre las una menos cuarto de la noche, donde las últimas chicotás fueron aplaudidas por las personas que se acercaron al barrio Fígares para disfrutar de los últimos momentos del Domingo de Ramos.

CAUTIVO 

[spacer style=”3″ icon=”none”]

Una gran multitud de personas esperaban en la Plaza de Alonso Cano la salida procesional de la hermandad de Nuestro Padre Jesús cautivo y María Santísima de la Encarnación. En el interior de la parroquia del Sagrario se respiraba emoción entre los hermanos, que, emocionados aguardaban el inicio de la estación de penitencia. Sonó la Marcha Real cuando los primeros rayos de sol iluminaron al paso de Jesús Cautivo, obra de Dubé de Luque y bajo el aplauso de los asistentes dio sus primeros pasos de su recorrido, acompañado por la agrupación musical de esta cofradía. Al igual ocurría con el paso de María Santísima de la Encarnación, que inició sus primeros tramos con “Pasan los Campanilleros”, interpretada por la Banda de Música Nuestra Señora de los Dolores. En este domingo de Ramos, la dolorosa llevaba un manto blanco, al no concluirse las labores de restauración del manto que viste normalmente esta virgen. La hermandad se recogió sobre las doce menos cuarto, minutos después de atravesar la puerta del Perdón de la catedral metropolitana.

[flagallery gid=3]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *