Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

La Selección de basket en silla de ruedas hace historia y jugará la final paralímpica

Tras vencer a Gran Bretaña por 69-63, la Selección Española de Baloncesto en silla de ruedas luchará por el oro el sábado a las 22:30 hora española, ante Turquía

La Selección Española en silla de ruedas durante el encuentro ante Gran Bretaña | Foto: E.P.
E.P.


image_print

La selección española masculina de baloncesto en silla de ruedas hizo historia este jueves al clasificarse por primera vez para la final de unos Juegos Paralímpicos tras batir en las semifinales de la cita de Río de Janeiro a Gran Bretaña por 69-63.

Nunca hasta esta tarde en el Arena Olímpica de la ciudad brasileña, el combinado nacional había saboreado una gran final, ni siquiera de un Mundial, algo que parecía reservado para las grandes potencias de este deporte, con las que se ha codeado en la ciudad brasileña para ganarse el derecho a pelear por el oro, porque sus jugadores no renuncian a nada.

España jugó una semifinal magnífica, construida nuevamente desde una defensa que minimizó a la actual campeona de Europa y cuarta hace cuatro años en Londres. Un segundo cuarto de gran nivel le permitió ponerse por delante y luego supo controlar los nervios para no dejar escapar una final donde espera ya a la potente Estados Unidos o a una Turquía, hasta el momento la única capaz de ganarle.

Una vez más, la selección se sustentó ofensivamente en el trío que forman el capitán Asier García, autor de un espectacular ‘triple-doble’ tras firmar 19 puntos, 13 rebotes y 13 asistencias, y los hermanos Zarzuela, con 19 puntos para Alejandro y 14 de Pablo, aunque también destacó la aportación de Diallo, con ocho tantos.

El partido comenzó apretado y dominado por las defensas. Gran Bretaña no pudo imponer su ritmo y España tampoco encontró el tino ofensivo, replicando con su defensa, que apareció de forma estelar en el segundo cuarto. Los de Artacho consiguieron dejar sin anotar a los británicos casi cinco minutos y en ataque encontraron buenas opciones para abrir una brecha cercana a los diez puntos que les permitió llegar al descanso con buenas opciones (35-28).

Gran Bretaña no encontró la forma de atacar la defensa española tras el descanso y se vio superada por más diez puntos. La final comenzaba a estar más cerca (47-35), pero unos malos minutos y malas decisiones dieron vida a la campeona europea. El seleccionador paró el partido y evitó un disgusto mayor.

España llegó a los diez minutos decisivos seis arriba (49-43) y demostró su madurez para controlar la tensión para alguien que nunca ha estado tan cerca de hacer historia. La defensa y el rebote volvieron a ser suyos y la ventaja se disparó nuevamente hasta que Gran Bretaña tiró del triple para meter una presión. El pulso no tembló desde el tiro libre y la selección entró con paso firme en la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *