Lunes, 27 Marzo, 2017

La ruta por las casas encantadas en Granada fue todo un éxito

El club de lectura de la Biblioteca Municipal acercó al público los relatos más espeluznantes sobre los seis lugares que se visitaron

Pilar Álvarez// Foto: Guillermo Galisteo


image_print

La ruta por las casas encantadas de Granada tuvo lugar la pasada tarde-noche del 19 de Octubre. El club de lectura de la biblioteca municipal acompañó las seis paradas que se realizaron a lo largo del recorrido, con resúmenes de las historias que ocurrieron en aquellos lugares, basándose en libros de Rafael Casares y Afan de Rivera entre otros.

El recorrido comenzó en la puerta de la Biblioteca Municipal, dónde se encontraba Rafael Casares Ferrer, escritor de ’13 Historias de fantasmas, casas encantadas y poltergeist’, firmando ejemplares de sus libros a los asistentes interesados. A pesar de tener un aforo reducido a 30 personas, cubierto desde la madrugada del lunes, los asistentes doblaban ese número.

En la Ribera del Genil, Sierra paralizó a los presentes con los relatos acontecidos en la Fuente de la Bicha y la importancia del agua en este tipo de fenómenos. Tras esto, Fuencisla relató oscuros sucesos que se remontaban hasta el 1400 a las puertas de la Diputación, dejando boquiabiertos a asistentes y transeúntes. Recorriendo un abarrotada Bibrambla e intentando ignorar el ruido de las demás actividades de la Noche en Blanco, el grupo se dirigió a la Audiencia. Allí Nemesia Algar, habló de verdugos y fantasmas que atormentaban a trabajadores.

Para llegar a la siguiente parada, la ruta accedió a la calle del Carnero. En esta ocasión, fue Isabel Porres la que relató acontecimientos pasados, que una vecina no dudó en corroborar dejando a quien quisiese acceder al patio de la casa. En esta ocasión, uno de los componentes del grupo había vivido en ese mismo lugar y conocía a las personas cuyos testimonios habían servido para reunir los relatos. Aunque su recuerdo era más amable. Y también se visitó la Casa del Oro.

A las puertas de la casa de Castril, encontramos a Mercedes con más acontecimientos sombríos, que no se pierden gracias a la fachada que recuerda: ‘Esperándola del cielo’, siendo esta la parada más peligrosa, ya que los coches interrumpían y pasaban muy cerca de los que intentaban disfrutar de los relatos. Para terminar, en el Carmen de la Victoria, se disfrutó de un recital poético-musical de mano de Marian Nuilsa y de la triste historia de la dama de blanco.

La jornada concluyó dónde comenzaba la siguiente ruta, que realizó el mismo recorrido a la inversa. Debido al éxito de las dos rutas programadas con motivo de la Noche en Blanco la organización desde la Biblioteca Municipal ha decidido repetir la experiencia el próximo mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *