Jueves, 24 Agosto, 2017

            

La Roja vence en Los Cármenes por séptima vez (4-0)

La selección española se impuso de manera cómoda al combinado de Macedonia en lo que fue una fiesta para la afición de Granada, que vio la primera victoria local en su estadio

Foto: Antonio L. Juárez
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Antes de comenzar la contienda saltaba la noticia, triste por tratarse de una lesión, pero con tintes de felicidad para un conocido de la afición granadinista. El ex guardameta filial Stole Dimitrievski actuaba como titular por la lesión de Aleksovski.

Los Cármenes vivieron un espectacular ambiente de fútbol. La afición no dejó de jalear a una selección española que no visitaba Granada desde marzo de 2011. El aficionado granadino encontró una vía de escape con La Roja, dada la situación complicada que atraviesa el Granada CF.

El graderío fue una constante ola que jaleó un combinado nacional que salió a jugar la pelota y a controlar el juego desde el primer minuto. Lopetegui alineó un once con un centro el campo cargado de talento, con Vitolo, Thiago y Silva, además de contar con la polivalencia de Koke y la veteranía de Busquets.

La defensa, joven y prometedora, debido a las ausencias por lesión de Sergio Ramos y Piqué, estuvo bien, aunque sufrió en el balón parado. Los macedonios llevaron peligro en el inicio del encuentro tras un par de saques de esquina que ganaron por arriba, especialmente en el primer de ellos en el minuto 5, cuando David de Gea intervino y evitó el tanto de Velkoski.

Por lo demás, el fútbol de posesión de España se encargó del resto. Toque y toque hasta llegar a la inmediaciones del meta Dimitreivski, quien estuvo muy acertado y sacó un par de balones a Morata cuando la hinchada cantaba el gol.

Finalmente, y en una ocasión en la que intervino la defensa visitante, el esférico termino entrando por la escuadra izquierda de Dimitrevski, quien solo pudo mirar impotente el vuelo del cuero.

Un centro desde la derecha de Vitolo terminó con un doble cabezazo de Volkoski y Mojsov, con tan mala fortuna, que el balón salió rebotado hacia su propia portería, lo que supuso que entrase y subiera el 1-0 al marcador (min. 34).

Ambos combinados tomarían el camino del vestuario en el descanso con este marcador, aunque la selección local pudo haberse ido con más distancia en el resultado.

La reanudación fue frenética y el vendaval rojo salió decididamente al ataque. Vitolo trajo de cabeza a Alloski y a Ristevski, quienes sufrían las constantes penetraciones del canario. Morata estuvo a punto de sorprender a Dimitrievski en el primer acercamiento de esta segunda mitad, pero el meta macedonio impulsó el esférico a córner desde el suelo.

Esta superioridad tal vez provocó que la defensa anduviese relajada, algo que casi aprovecha el conjunto visitante. Un mal pase en horizontal de Bartra fue motivo de robo por parte de Alloski, sin embargo, el carrilero macedonio erró en el disparo. Trató la vaselina, pero su disparo fue interceptado por la cabeza de Carvajal.

Con Morata tocado tras la acción anterior, entró Aduriz en su lugar. Con el delantero del Athletic Club sobre el césped, llegó el segundo para España. Vitolo culminó de cabeza una gran jugada que comenzó Thiago en la banda, prosiguió Silva hasta línea de fondo y puso para que el balón acabase en la testa del canario, quien batió a Dimitrievski en el segundo palo (2-0).

Los macedonios pudieron acortar distancia tras una jugada combinativa que sacó a Bartra de su sitio y que acabó con un pase en fuera de juego para Nestorovski, quien batió a de Gea, pero con la jugada invalidada por posición ilegal.

Esto espoleó a los visitantes, que apretaron y buscaron el gol de cualquier manera. Pandev casi lo consigue en el área pequeña ante David de Gea, pero el balón salió hacia la frontal, donde Bardi conectó un fuerte zapatazo desde unos 30 metros que obligó al cancerbero del United a volar y lucirse.

Macedonia disputó sus mejores minutos. Tiró de casta y le peleó más la pelota a los de Lopetegui, quien metió sobre el terreno de juego a Isco Alarcón para reforzar la línea de creación. El malagueño recibió una fuerte ovación por parte de la hinchada de Los Cármenes.

Macenodia se desinfló, en gran parte por culpa del tercer tanto de los locales. Monrreal en disparó desde fuera del área, cerca del pico izquierdo, y batió a Dimitrievski (3-0).

Ya vencidos, los macedonios encajaron el cuarto. Aduriz empujó al fondo de la red una balón servido por Silva con pierna izquierda desde la línea de fondo, tras una buena penetración (4-0).

Con el choque totalmente de cara, Lopetegui quiso premiar al local Callejón, quien saltó al terreno de juego en la recta final del estadio, lo que despertó el clamor de Los Cármenes, un estadio que veía la primera victoria como local esta temporada.

Esta victoria otorga el primer puesto de la clasificación a La Roja, que si bien queda empata con Italia, el diferencial de goles la sitúa en la cabeza de su grupo.

FICHA TÉNICA

España: De Gea; Carvajal, Bartra, Nacho, Monreal; Busquets, Thiago, Koke (Isco, min. 72), Vitolo (Callejón, min. 86), Silva; Morata (Aduriz, min. 59)

Macedonia: Dimistrievski; Velkovski, Mojsov, Ristevski; Ristovski, Hasani, Bardi, Spirovski (Zhuta, min. 59), Alioski; Pandev, Nestorovski (Ibraimi, min. 82)

Goles: 1-0: VelKovski, min. 34 (p.p.); 2-0: Vitolo, min. 63; 3-0: Monreal, min. 83; 4-0: Aduriz, min. 84

Árbitro: Robert Schörgenhofer (AUT).

Incidencias: encuentro perteneciente a la ronda clasificatoria para los Mundiales de 2018 entre España y Macedonia, disputado en el Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *