Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

La revista La Voz del Mako saca el número dos y está escrita por internos de la cárcel

La revista cuenta con aportaciones literarias y reflexiones personales, reseñas de las actividades del centro, notas culturales o entrevistas



image_print

La colaboración de la Diputación Provincial de Granada y el centro penitenciario de Albolote ha hecho posible la edición del número dos de la revista La Voz del Mako en su actual etapa. Un taller de internos hace posible la redacción y diseño de esta revista que supone “una ventana hacia la libertad”, como ha destacado hoy el diputado delegado de Asistencia a Municipios, José Antonio González Alcalá, quien ha subrayado que la apuesta de la Diputación Provincial de Granada por este proyecto.

La revista cuenta con aportaciones literarias y reflexiones personales, reseñas de las actividades del centro, notas culturales o entrevistas como las que en este número se mantiene con Pedro Joya, juez de vigilancia penitenciaria de Granada.

El salón de actos del centro penitenciario ha sido el escenario para la presentación de este nuevo número de La Voz del Mako en una velada que ha contado con la participación de algunos de los autores de estos artículos así como con actuaciones musicales y las intervenciones de los responsables de la Diputación y el centro penitenciario de Albolote que han corroborado su apuesta por esta revista.

En la revista “los internos quieren trasladar no solamente sus experiencias, noticias y avatares diarios sino también una reflexión del mundo exterior”, ha indicado el diputado delegado de Asistencia a Municipios, José Antonio González Alcalá, que ha acompañado hoy a los internos en este acto de presentación. Los orígenes de La Voz del Mako se remontan a principios de los años noventa habiendo ganado en “difusión y calidad” en los dos últimos números mejorando su presentación y maquetación sino que también se consigue un mejor resultado “literariamente hablando” ha indicado González Alcalá.

Junto con el diputado de Asistencia a Municipios han asistido a esta presentación el director del centro penitenciario de Albolote, Jaime Hernández, y la subdirectora de Tratamiento del centro, Carolina Carvajal. En el acto de hoy, tanto la dirección como los internos han tenido palabras de agradecimiento por la colaboración de la Diputación Provincial.

Jaime Hernández ha recordado que La Voz del Mako era “una revista de andar por casa” y “al final se estropeó la multicopista y la teníamos que hacer con fotocopiadora y no era digna ni para el interior del centro”. La revista facilita al interno “sacar las cosas que tiene dentro y que muchas veces no dice al compañero y las cuenta en su artículo o a través de la poesía”, ha indicado Hernández que ha aludido al “cambio radical” que experimentó la publicación con la salida primer número de esta nueva etapa que ahora se consolida.

La Voz del Mako conlleva una actividad en la que participan los internos que conforman un equipo de redacción coordinado por Mercedes López, técnico de actividades culturales del centro penitenciario de Albolote, para quien se realiza no solo “una labor de lectura y escritura” sino también un “espacio de encuentro, de superación personal y de responsabilidad” que estuvo al borde de la desaparición antes de que comenzara la colaboración con la Diputación Provincial.

Jorge Real forma parte de este equipo de redacción y reconoce que a través de la escritura ha conseguido durante los años que lleva en prisión la escritura le ha permitido disfrutar de “pequeños instantes de libertad”. “He sobrevivido gracias a la escritura y a la gente maravillosa que me ha apoyado”, ha afirmado hoy ante sus compañeros pues con esta “vocación tardía” se ha convertido “en otra persona, una persona totalmente diferente” que sabe “lo mucho que podemos avanzar cuando se nos tiende la mano”. En este sentido, “la Diputación nos ha ayudado mucho en toda esta historia, le ha dado alas a la revista”, ha añadido Jorge Real como editor de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *