Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

La rabia cuesta la vida a más de 60.000 personas cada año a pesar de ser una enfermedad prevenible

Datos de la OMS

E.P.


image_print

La rabia cuesta la vida a más de 60.000 personas cada año a pesar de ser una enfermedad prevenible, según aseguran desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) con motivo de la celebración este sábado, 28 de septiembre, del Día Mundial de la Rabia.

A juicio de esta organización, y de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en inglés), esta conmemoración es “una oportunidad” para aprender sobre esta patología.

Por ello, estos tres organismos internacionales han emitido una declaración conjunta en la que convergen en que el objetivo es “eliminar la rabia humana”, así como establecer un control sobre esta enfermedad entre los animales.

Según se expone, para alcanzar esta pretensión, es necesario “mejorar los esfuerzos”, y es que, a pesar de que la rabia es prevenible, “mata a miles de personas cada año en el mundo”. Además, de los fallecidos, “cuatro de cada diez son niños”, lamentan.

Ante ello, indican que la participación de la comunidad, la educación y la concienciación pública “son elementos importantes de los programas de control de la rabia”, mientras que consideran “fundamental” la vacunación masiva de perros.

“Las comunidades tienen que asumir la tenencia responsable de sus perros, prevenir las mordeduras y saber qué hacer cuando son mordidos”, continúan. De este modo, recalcan que “la vacunación de al menos el 70 por ciento de los perros interrumpe el ciclo de la transmisión hacia los seres humanos”.

Debido a ello, sostienen que los países que persiguen la eliminación de la rabia canina “deben facilitar el acceso a vacunas de calidad garantizadas en las campañas de vacunación y la gestión de brotes”. Éstas son “seguras, eficaces y accesibles”, señalan desde la FAO, la OMS y la OIE.

LA PERSONA MORDIDA NECESITA PROFILAXIS Y LIMPIAR LA HERIDA

En cuanto a qué hacer cuando una persona es mordida por un animal infectado por la rabia, subrayan que ésta “puede sobrevivir” siempre que la herida sea limpiada de manera inmediata “con agua abundante y jabón”. Además, debe administrársele la profilaxis postexposición a tiempo.

De cualquier forma, explican que la enfermedad puede ser transmitida por otros animales diferentes a los perros, y es que, en algunos lugares, la rabia transmitida por animales silvestres “se ha convertido en la vía más importante para la transmisión a los seres humanos”.

A tenor de los expuesto, apuestan por la colaboración estrecha entre los diferentes sectores para su eliminación. Así, ésta ha sido fijada por los países latinoamericanos para el año 2015 y por el sudeste de Asia para 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *