Domingo, 26 Marzo, 2017

La provincia granadina cierra 2014 con un total de 110 trasplantes de órganos y 65 donantes

En Andalucía la lista de espera para trasplante de órganos ha descendido por cuarto año consecutivo pasando de 905 en 2010 a 693 en la actualidad

Foto: archivo


image_print

La provincia granadina ha cerrado 2014 con un total de 110 trasplantes de órganos realizados (73 trasplantes renales y 37 hepáticos) y 65 donantes de los cuales nueve han sido donantes vivos.

Además, la lista de espera para trasplante de órganos en el conjunto de Andalucía ha descendido por cuarto año consecutivo, pasando de 905 personas que aguardaban este tipo de intervenciones el 31 de diciembre 2010 a 693 personas que actualmente tienen indicación de esta cirugía, lo que representa un descenso del 23% en cuatro años a pesar de que aumentan las indicaciones de trasplantes.

A nivel de Andalucía se han llevado a cabo un total de 736 trasplantes de órganos registrados, 453 fueron de riñón (de ellos, 4 birrenales, 64 de donante vivo y 10 infantiles); 205 de hígado (6 infantiles), 34 de corazón (uno infantil), 26 de pulmón y 18 de páncreas, tal y como ha dado a conocer la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio. Así, desde 1978 hasta el 31 de diciembre de 2014, se han realizado 14.188 trasplantes.

La tasa de donación en Granada asciende, según el delegado territorial de la Junta de Andalucía en Granada, Higinio Almagro asciende a 61 donantes por millón de habitantes, “una cifra que por sí sola quizás no diga nada al conjunto de la población pero que prácticamente duplica la tasa de donación española, 35 donantes por cada millón de habitantes o la de países de la Unión Europea, cifrada en 18 donantes por millón de población; a la vez que sigue siendo superior a la de Estados Unidos, 26 donantes por millón de población”.

Otro dato resaltado por Almagro es el de la tasa de aceptación de la donación “el 87% de las familias granadinas dijo sí a la donación, lo que sitúa el porcentaje de negativa a la donación de órganos en un 13%. Cuando se creó la Coordinación Autonómica de Trasplantes, a principios de la década de los 90, este porcentaje estaba en torno al 40%”.

Nuevas estrategias

Junto a los trasplantes realizados, Almagro ha destacado las estrategias emprendidas en los últimos años desde la Coordinación Autonómica de Trasplantes para contrarrestar el descenso de muertes encefálicas y accidentes de tráfico”.

Además, el perfil del donante fallecido de órganos presenta cada vez mayor edad y continúa modificándose de forma progresiva. La edad media ha pasado de 35 años en 1991 a 60 años en 2014. Los donantes menores de 45 años han pasado de representar el 66% en 1993 a significar sólo el 16% en 2014. Por el contrario, los donantes de 60 o más años han pasado del 6% en 1993 al 53% en 2014.

Entre estas estrategias destacan la donación en asistolia conocida como donación a corazón parado, el impulso del trasplante renal de donante vivo, el trasplante renal cruzado, el trasplante birrenal, el trasplante hepático en dominó o en la modalidad de split.

Los donantes en asistolia, o también llamados donantes a corazón parado, son donantes diagnosticados de muerte por el cese irreversible del latido cardíaco, a pesar de los esfuerzos sanitarios por reanimarlo. Frente al donante más habitual, que se encuentra ingresado en una Unidad de Cuidados Intensivos y fallece como consecuencia de una hemorragia cerebral o de un traumatismo craneoencefálico, por el cese completo de la actividad cerebral –lo que se conoce con el nombre de muerte encefálica–, el donante en asistolia fallece como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria por el cese irreversible del latido cardíaco.

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) aspira a lograr aumentar la donación en asistolia en los próximos años hasta el 30% del total de donaciones y, según los expertos, la asistolia es la mejor vía de crecimiento de la donación en parada cardiaca. En Granada, este tipo de donación representa ya el 19,6%

Higinio Almagro, ha agradecido en la persona del coordinador sectorial de trasplantes de Granada-Jaén, José Miguel Pérez Villares, la labor desarrollada por todos los profesionales sanitarios, “al igual que al recto de colectivos y agentes sociales implicados en el proceso de donación de órganos (asociaciones de enfermos, medios de comunicación, magistrados, forenses, profesionales no sanitarios, de aeropuertos, policía o guardia civil, entre otros), ya que contribuyen a crear un clima favorable a la donación”.

Por último, el delegado ha hecho referencia a las donaciones de médula ósea, en nuestra provincia 198 el año pasado. Los trasplantes de progenitores hematopoyéticos se han consolidado como una alternativa terapéutica eficaz para el tratamiento de leucemias, tumores y otras enfermedades hematológicas. En 2014 se realizaron en Granada 62 de estos trasplantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *