Miércoles, 15 Agosto, 2018

            

La provincia de Granada logra la tasa de criminalidad más baja de la última década

Además de la bajada de la tasa de criminalidad, el delegado ha destacado el descenso de las infracciones penales, que continuaron su tendencia a la baja, con una reducción del 1,3 por ciento en el primer trimestre de este año

Antonio Sanz | Foto: Archivo
E.P.


image_print

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha agradecido este miércoles el trabajo de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en concreto de la Policía Nacional, que han logrado para la provincia de Granada, durante el primer semestre de este año, la tasa de criminalidad más baja de la última década, con un total de 34,8 delitos por cada mil habitantes.

Así lo ha asegurado durante la toma de posesión de José Antonio Togores Guisasola como nuevo comisario provincial de la Policía Nacional de Granada, y a la que también ha asistido la subdelegada del Gobierno en esta provincia, Eva Blanco, y el jefe superior de Policía de Andalucía Oriental, José Luis Cerviño.

Sanz ha explicado que los resultados alcanzados en materia de seguridad son “fruto del esfuerzo conjunto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de algunos logros importantes de los últimos años”, especialmente en la lucha contra la delincuencia común y el crimen organizado.

Además de la bajada de la tasa de criminalidad, el delegado ha destacado el descenso de las infracciones penales, que continuaron su tendencia a la baja, con una reducción del 1,3 por ciento en el primer trimestre de este año respecto al mismo periodo del año anterior.

Sanz ha agradecido a los agentes que integran la plantilla de la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en Granada, su contribución a estos resultados, al tiempo que ha agradecido a Fernando Marín Ibarra, que ha estado al frente de esta comisaría durante diez años y que ahora se jubila, su “dedicación” y su implicación en estos “satisfactorios resultados”.

NUEVO COMISARIO

Con más de 37 años de servicio a sus espaldas, el nuevo jefe de la Comisaría de Granada inició su carrera profesional en la Compañía de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Chamartín, en Madrid, y durante los tres últimos años ha desempeñado el cargo de consejero de Interior de la Embajada de España en Colombia.

El delegado ha valorado especialmente la experiencia adquirida en este país, que le avala como “la persona idónea para trabajar en la lucha contra las mafias del narcotráfico, que por desgracia trafican también con vidas humanas, y el crimen organizado”.

Junto a sus conocimientos en el ámbito de la cooperación policial internacional, el delegado ha subrayado el bagaje adquirido por el nuevo comisario provincial en Gran Canaria, como jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana, y después como responsable del área de Seguridad Ciudadana y Operaciones de la Secretaría de Estado de Seguridad en Madrid, donde además estuvo al frente de la Jefatura de Unidades de Intervención Policial.

Antonio Togores dispone, entre otras condecoraciones y reconocimientos, con la Medalla, Cruz y Encomienda a la Dedicación al Servicio Policial, así como la medalla de la Interpol Colombia y otras tres medallas de las Direcciones Antinarcóticos, de Investigación Criminal y Antisecuestro de este país.

LUCHA CONTRA LAS MAFIAS

El delegado ha destacado la actividad que desarrollan los agentes granadinos en la lucha contra las mafias, que han aumentado la presión de la inmigración irregular sobre las costas, lo que “plantea el reto de hacer compatible el cumplimiento de la legalidad vigente con la debida atención a los inmigrantes y la garantía de sus derechos fundamentales”.

En este sentido, ha agradecido el esfuerzo que realiza el Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con Salvamento Marítimo, la Guardia Civil, las organizaciones no gubernamentales y los juzgados de la provincia “para salvar vidas y atender y prestar asistencia a los inmigrantes que llegan en pateras, actuando siempre con respeto y espíritu de solidaridad”.

También ha agradecido a los agentes su “importante labor” en la lucha contra el narcotráfico, la corrupción, la violencia de género, las amenazas que se ciernen sobre los menores, los mayores y los discapacitados.

Sanz ha manifestado su confianza en la “policía moderna”, adaptada a los requerimientos de una sociedad tecnologizada, y a este respecto ha valorado “la formación de la nueva policía 3.0, el código ético que fortalece los valores de los agentes, la primera ley de personal en 30 años de historia del cuerpo, el liderazgo mundial en las redes sociales y el impulso a la cooperación internacional”.

Durante su intervención, Antonio Sanz ha reafirmado la “sólida formación de los agentes” en la era de Internet y de la globalización, con iniciativas como la participación en la nueva campaña lanzada por la Europol para “concienciar a los ciudadanos de las medidas de seguridad que hay que adoptar para evitar el ataques e intromisiones en dispositivos móviles” o la campaña de formación de ‘Ciberexpertos’ en los centros escolares, que asesora y advierte a los alumnos sobre el correcto uso y los riesgos de Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.