Sábado, 27 Mayo, 2017

La protagonista real de ‘Lo Imposible’: “Los médicos deben curar el cuerpo y el alma”

La doctora superviviente al tsunami de Tailandia, ofrece una conferencia a especialistas oncológicos que, gracias a su experiencia, aprenden a empatizar con el dolor y el miedo de sus pacientes

La doctora, María Belón, durante su entrevista para Granadadigital


image_print

Dice María Belón, la doctora española en la que está inspirada la película ‘Lo Imposible’, que no es religiosa. Que su experiencia la ha alejado mucho de las fronteras de las religiones como verdad y la ha acercado a la esencia de la espiritualidad. “Por decirlo de alguna manera, no soy creyente de ninguna religión, y soy inmensamente creyente de la profundidad y espiritualidad humana, que es el amor”.

Ésa es María. Tres años después de sobrevivir al gran tsunami de Tailandia, la española VIVE la vida. Y es así, con mayúsculas, como ella quiere dejar constancia de esta nueva etapa. Un periodo que compara con ‘La Odisea’, la de Homero. La clásica. Su pasaje preferido este: “Cuando emprendas el regreso a Ítaca, ruega que el camino sea largo, lleno de aventuras, de conocimiento. A los Lestrigones y a los Cíclopes, al irritado Poseidón, no les temas; no hallarás tales cosas en tu camino si tu pensamiento es elevado, si una sublime emoción embarga tu espíritu y tu cuerpo”.

Dice que nunca fue una apasionada del mar. “Poseidón siempre me dio miedo. Nunca fuimos amigos, pero… qué sabia es la vida, que siempre te regala eso que necesitas para volver a casa”. Asegura que el camino a casa es un tsunami, y que el suyo le ha enseñado a convivir con el dolor.

MariayRita

María asegura que “los médicos deben curar el cuerpo y el alma”

De eso ha tratado su charla a un grupo de oncólogos reunidos en el Congreso de Cancerología, celebrado en Granada, a los que ha recordado la importancia de “ser médicos de cuerpos y almas”.

“Los médicos deben ser conscientes del miedo y el dolor que los pacientes experimentan cuando son conocedores de la enfermedad que sufren. Vosotros sois el tronco al que se agarran cuando están en medio de la tempestad”, ha expuesto ante un auditorio emocionado y entregado.

Además, ha querido hacer especial hincapié en que “los tsunamis en la vida, y con esto me refiero a cualquier tipo de experiencia que desordena lo que hasta ese momento era nuestro existir, llegan cuando y como se les da la gana. Porque lo inesperado llega cuando la posibilidad es improbable”. Por eso, pide a los médicos que empaticen con los pacientes, “con su miedo, con el pánico”.

Reconoce que la han tratado médicos que eran buenos profesionales, pero no tenían la capacidad de ver al paciente como una persona, como un “hermano” con el que ser solidario, “y solamente ha sido cuando he estado en manos de alguien que me ha visto como algo más que una historia clínica, cuando me he sentido segura y protegida”. Eso es lo que ha aconsejado a este grupo de profesionales, ser solidarios, ser ante todo, y por encima de grandes profesionales, “grandes personas”.

¿Cómo ve el futuro María Belón? Responde que ahora, más que nunca, reconoce que el tiempo no es suyo, que ella al salir de casa ya no puede decir “hasta luego o después nos vemos”, que se trata de decir “te quiero”, así que el futuro es hoy, y “hoy soy afortunada por poder dar esta charla a estos médicos”.

Por cierto, Lucas, su hijo mayor también está estudiando medicina. “Quiere ser oncólogo. Está en su tercer año”, no puede evitarlo pero le sale esa vena de orgullo de madre. Sin duda, ella es un orgullo de persona, de mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *