Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

La primera aprobación de las ordenanzas fiscales para 2017 es ratificada en pleno extraordinario

PSOE, IU y ‘Vamos, Granada’ votan a favor, C’s se abstiene y PP vota no. Ahora se pasa a un mes de debate y presentación de alegaciones para llegar a la aprobación definitiva antes de que finalice el año

Pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Granada celebrado este jueves | Foto: Daniel Sánchez-Garrido
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

El primer trámite para que las ordenanzas fiscales para 2017 salgan adelante ha sido superado en la mañana de este jueves 10 de noviembre en pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Granada con el apoyo favorable de PSOE, Izquierda Unida y ‘Vamos, Granada’, la abstención de Ciudadanos y el voto negativo del Partido Popular.

Esta aprobación inicial da pie a un mes de alegaciones y debate hasta el pleno del 27 de diciembre, donde se procederá a la aprobación definitiva de las ordenanzas. Durante este tiempo será posible la presentación de alegaciones por parte de los grupos políticos, y la posibilidad de mantener un diálogo sobre la elaboración del presupuesto para el próximo año, con la intención de llegar a un consenso entre el nivel de ingresos y la previsión de gastos para el 2017.

Una vez más, la subida o no del IBI y la supuesta supresión de las bonificaciones han sido los principales puntos de debate en este pleno extraordinario, atendiendo a la propuesta del equipo de gobierno de abordar la negociación de las ordenanzas fiscales manteniendo la bonificación por domiciliación del IBI, que sería progresiva dependiendo del valor catastral de los inmuebles.

En este sentido, se mostró un claro desacuerdo entre los grupos municipales. PSOE, Izquierda Unida y ‘Vamos, Granada’ aseguraban que no había subida del IBI. Por su parte, Ciudadanos y PP manifestaban que sí que había una subida, provocando un importe mayor en el recibo de pago de impuestos por parte de la ciudadanía, en comparación al anterior año.

En cuanto al turno de palabra de cada grupo municipal, el portavoz de IU, Paco Puentedura, se mostró a favor de “poner en marcha el procedimiento para aprobar las ordenanzas fiscales y que puedan entrar en vigor antes de que finalice este año”. En este sentido, Puentedura aseguró que “de no ser así, se tendría que empezar el próximo año con un presupuesto prorrogado, lo que implicaría una situación económica más difícil aún para el ayuntamiento, cuando ya esta bastante deteriorada”.

Asimismo, Puentedura se refirió a que no sólo se deben hablar de ingresos, sino que “también hay que hablar de gastos y resolver los problemas estructurales que hay en el ayuntamiento, con más de 300 millones de deuda acumulada, la cual pone en peligro muchos servicios públicos básicos. Es importante que entre todos nos sentemos a dialogar, y que con muchísima calma y tranquilidad demos soluciones a la economía de este ayuntamiento”.

‘Vamos, Granada’, que también votó en positivo a esta primera aprobación de las ordenanzas, volvió a referirse a las condiciones para mantener el sí en la aprobación definitiva: la primera condición es que, en caso de que el el alcalde siga imputado, “debe renunciar”, si no es así, no aprobará la aprobación definitiva. La segunda condición es que se den muestras de avanzar en el cumplimiento de las propuestas realizadas por el grupo en materia de economía.

Ciudadanos volvió a abstenerse, con la intención de “no bloquear el trámite y que se puedan presentar alegaciones”. Su principal exigencia es que no se dé ninguna subida de impuestos: “El recibo del IBI del año pasado tiene que ser exactamente igual al de este año”, sentenció en este sentido el portavoz de la formación naranja, Manuel Olivares.

En cuanto al Partido Popular, que votó en negativo a esta aprobación inicial, ‘retó’ al equipo de gobierno local a convencerles a que voten sí en la aprobación definitiva del próximo pleno del 27 de diciembre: “Tienen un mes para convencernos. Le exigimos que no suba ni un céntimo de euro el IBI, no quite las bonificaciones de un 5% a los ciudadanos de Granada, y que el recibo no suba ni un céntimo que el de 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016”.

“LOS GRANADINOS VAN A VER LA MISMA FACTURA EL AÑO QUE VIENE”

Así de tajante se manifestó el portavoz del equipo de gobierno local, Baldomero Oliver, en cuanto al debate de una supuesta subida de impuestos en la propuesta realizada por el PSOE para los impuestos municipales de la bonificación del cinco por ciento por domiciliación del IBI en los bienes inmuebles de un valor catastral de hasta 20.000 euros, mientras que para los que lo superen se aplicará una reducción progresiva por tramos de la bonificación que será del uno por ciento para aquellos inmuebles valorados en más de 40.000 euros. Esto conseguiría aumentar los ingresos en unos dos millones de euros en el ejercicio 2017.

Ante la negativa del PP, Oliver comentó: “Espero contar con propuestas cerradas del PP para resolver la situación en el ayuntamiento de Granada. Que se concentren a partir de hoy en presentar propuestas que nos permitan llegar a un acuerdo en materia de ingresos y materia de gastos. La ciudadanía le va agradecer muchísimo mas ese esfuerzo que el repaso histórico a recortes de prensa durante los últimos cinco años”.

Para finalizar este pleno extraordinario se dio la renuncia oficial de Luis Salvador a su acta de concejal en el Ayuntamiento de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *