Jueves, 19 enero, 2017

La Policía Nacional detiene en Motril a un hombre y una mujer por apropiarse dinero de una anciana que les confiaba sus cuentas

El individuo ganó su confianza alegando ser trabajador social del Ayuntamiento.

Foto: Costa de Motril / Archivo GD


image_print

Agentes de la Policía Nacional han detenido en días pasados en Motril a una pareja, un hombre y una mujer, de 39 y 29 años respectivamente,  a los que atribuyen la presunta autoría del trasvase de dinero de una cuenta de una mujer de 74 años a otra cuenta perteneciente a una mujer que ha sido también detenida. Los  trasvases  de dinero, en sucesivas cantidades e ingresos, llegaron a ser de unos 37 000 euros.

La denuncia fue formulada  por la mujer, que confesó a los agentes que el hombre decía ser trabajador social del Ayuntamiento, además de conductor de una ambulancia, y que por esas razones ella confió en él, ya que por su estado de salud no tenía disponibilidad plena para gestionar sus propios asuntos, encomendándole la gestión de los pagos que debía realizar.

Para ello le confió la disponibilidad de su cuenta corriente para que el hombre realizase las gestiones oportunas en la entidad bancaria.  El individuo, además de realizar las gestiones encomendadas, fue derivando, al parecer, y sin el conocimiento de la anciana,  diversas cantidades a otra cuenta de la misma entidad, a nombre de otra mujer.

Las cantidades derivadas llegaron a ser de 37 000 euros. Al parecer ya en otra ocasión, el individuo habría extraído de la cuenta 6000 euros sin el consentimiento de la titular, y cuando fue descubierto por esta manifestó su voluntad de devolverlo.

Tras la denuncia formulada, los policías del grupo local de policía judicial de la Policía Nacional  lograron, tras diversas gestiones, dar con el paradero del dinero trasvasado, comprobando que se habían realizado sucesivos ingresos

procedentes de la cuenta de la anciana.

Ante estos indicios y tras verificar los hechos, los policías detuvieron al hombre y a la mujer titular de la cuenta a la que se trasvasaba el dinero de la anciana.

Ambos fueron posteriormente puestos a disposición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *