Martes, 13 de Noviembre de 2018

            

La Policía Nacional detiene a una mujer por el robo en un domicilio

A la arrestada le constaba además una reclamación judicial por un juzgado de Granada por hechos similares

Zona Norte de Granada, lugar de los hechos | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a una mujer de 32 años, con antecedentes policiales anteriores a los hechos, a la que se le atribuye la presunta autoría del robo en un domicilio mediante escalo del que sustrajo varios enseres y dinero, y a la que constaba además una reclamación judicial por un juzgado de Granada por hechos similares.

Las investigaciones se iniciaron tras tener conocimiento por una denuncia en la que manifestaba la denunciante que tras regresar a su domicilio en la zona norte de la capital granadina, observó todo el interior revuelto y las sillas de la terraza en posición de haber subido a la ventana del salón por la que al parecer accedieron al mismo, echando en faltas varios enseres y dinero en metálico.

La Policía investiga

Iniciadas las investigaciones tendentes a la identificación y localización de quien pudiera haber llevado a cabo estas acciones, y realizadas ciertas comprobaciones, los agentes reunieron los suficientes indicios para la atribución de responsabilidad en la presunta autoría de los hechos.

Como consecuencia de la investigación y la posterior identificación y localización de la presunta autora de los hechos, los policías establecieron un dispositivo para su detención, procediendo a la misma.

Las investigaciones fueron llevadas a cabo por el Grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada.

La detenida fue puesta a disposición de la autoridad judicial.

Recomendaciones para evitar el robo en su vivienda

Asegúrese de que las puertas y ventanas de acceso a la vivienda quedan perfectamente cerradas con llave.

Nunca abra la puerta del portal ni su propia puerta a desconocidos.

Acuérdese de las ventanas que dan a zonas de patios. Son los accesos que pasan más ocultos a la vista de los ciudadanos y, por lo tanto, son áreas especialmente desprotegidas y con un riesgo mínimo para los delincuentes.

Si ha perdido sus llaves, cambie las cerraduras; también si ocupa una vivienda en la que anteriormente vivía un inquilino.

Siempre que salga, aunque sea por un instante, cierre la puerta con llave.

Realice un inventario que incluya los números de serie de fabricación de ciertos aparatos, marca y modelo, unas fotos que permita su identificación y, si es posible, dejarlos en una caja de seguridad con una marca que los identifique.

Cuide que la abundancia de correo en su buzón no delate su ausencia. Pídale a su portero, conserje o algún vecino de su confianza que retire la correspondencia con frecuencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.