Jueves, 30 Marzo, 2017

La Policía Nacional detiene a un distribuidor de pan por sustraer las joyas de varios clientes

Había conseguido previamente sustraer las llaves de los pisos en descuidos de los inquilinos



image_print

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de un hombre, distribuidor domiciliario de pan, de 39 años y sin antecedentes policiales anteriores a los hechos descritos, al que atribuyen la presunta autoría de la sustracción de las joyas de los clientes a los que suministraba pan a domicilio.

Los hechos se desencadenaron en fechas pasadas, cuando se presentaron varias denuncias en Comisaría manifestando los denunciantes que había sufrido un robo en su domicilio, y que les habían desaparecido ajuares de joyas que eran de su propiedad.

Los inquilinos ignoraban cómo podría haber entrado en sus casas
Asimismo estas personas manifestaban a los policías que ignoraban cómo podrían haber entrado en sus viviendas, ya que ni la cerradura de la puerta de entrada ni alguna otra zona de la vivienda habían sufrido daños y que nadie tenía copia de las llaves originales de la puerta de entrada. Los casos eran iguales. También comentaron a los agentes que entre las joyas desaparecidas había algunas de gran valor, pendientes de oro, pulseras y similares.

 
El montante total de lo denunciado por estas personas ascendía a unos 9000 euros.

Iniciada de forma inmediata la investigación de estos hechos por los policías del Grupo de Robos de la Comisaría Provincial de Granada, los agentes comprobaron que, efectivamente las viviendas no había sufrido daño alguno y que el “modus operandi” en esos casos había sido el mismo.

Tras haber realizado gestiones propias de la investigación, pudieron saber que se habían producido varios empeños de joyas de características similares a las descritas en las denuncias en un establecimiento de compraventa de joyas, y que su autor era la misma persona en al menos cuatro de esos empeños.

Localizados los establecimientos, los agentes comprobaron que una persona había empeñado en sucesivas ocasiones diversas joyas que coincidían completamente con las descritas por los denunciantes.

Tras verificar que se trataba de las joyas denunciadas, los policías procedieron a la identificación de la persona que podría haber realizado dicho acto, comprobando que se trataba de un hombre que se dedicaba al suministro de pan a domicilio, y que coincidía en ser distribuidor de pan de las personas que habían denunciado la sustracción de las joyas.

Tras varias comprobaciones, los agentes localizaron al hombre, quien no pudo dar fe de las joyas que presuntamente había empeñado en varias casas de compraventa de oro.

Posteriores gestiones de la Policía llevaron a los investigadores a descubrir que el hombre, aprovechando un descuido de los inquilinos, sustraía presuntamente un ejemplar de las llaves del domicilio que se hallaban colgadas en la pared, con las que, al parecer, entraría después mientras los inquilinos se encontraban ausentes.

Tras verificar estos extremos y comprobar la presunta relación de hombre con estos hechos, los policías procedieron a la detención del mismo y a su posterior puesta a disposición judicial.

Las joyas fueron recuperadas en su totalidad por la Policía y entregadas a sus legítimos propietarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *