Jueves, 19 Octubre, 2017

            

La Policía Nacional detiene a dos hermanos en Gójar e interviene 395 plantas de cannabis sativa

Las detenciones se produjeron después de que se iniciaran investigaciones sobre una vivienda que se habría habilitado para el cultivo de plantas de marihuana a gran escala

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Policía Nacional ha detenido a dos hermanos de 20 y 38 años, uno de ellos con antecedentes policiales anteriores a los hechos, a los que se le atribuye la presunta titularidad del cultivo y plantación a gran escala de cannabis sativa y defraudación del fluido eléctrico en una vivienda situada en la localidad granadina de Gójar.

Las detenciones se produjeron después de que se iniciaran investigaciones sobre una vivienda que se habría habilitado para el cultivo de plantas de marihuana a gran escala y las 395 plantas intervenidas estaban en el garaje del sótano habilitado para el cultivo, según ha informado la Policía en un comunicado.

Una vez realizadas las comprobaciones y gestiones de averiguación e identificación del hecho así como sobre los presuntos responsables del cultivo, los policías solicitaron a la autoridad judicial el mandamiento de entrada y registro sobre la vivienda.

Llevado a cabo el mismo, se intervinieron 395 plantas de marihuana, en distinto estado de floración, que se encontraban distribuidas en una habitación perfectamente habilitada para el cultivo a gran escala de las plantas en el garaje del sótano, así como numeroso aparataje para facilitar dicho cultivo.

Fue necesario el uso de la fuerza para acceder al inmueble ya que no existían moradores en su interior y la puerta presentaba medidas de seguridad que dificultaron sobre medida la entrada a la vivienda. Los agentes localizaron posteriormente a los dos hermanos y procedieron a su detención como presuntos responsables y fueron puestos posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

La vivienda se encontraba enganchada de manera fraudulenta a la red pública de electricidad mediante un complejo entramado de cables y transformadores, sin pasar por el contador de la compañía de suministro.

Las actuaciones se han llevado a cabo por policías del Grupo de Pequeño Tráfico de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada, apoyados por funcionarios de la Unidad de Prevención y Reacción (U.P.R.) que desplegaron un dispositivo estático de seguridad en la zona para dar apoyo a la intervención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *